Qatar incluye a 28 personas y entidades en su lista de terroristas

Publicado 22/03/2018 17:16:40CET

DUBÁI, 22 Mar. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Qatar ha anunciado este jueves la inclusión de 28 personas y entidades en su lista de terroristas, entre ellas algunos ciudadanos qataríes ya incluidos en la 'lista negra' de varios países de la región.

El Comité Nacional Contra el Terrorismo ha indicado que estas personas y entidades fueron identificadas en octubre. Entre los identificados figuran dos qataríes que supuestamente financiarían las operaciones del grupo islamista armado Frente Fatá al Sham --antiguo Frente al Nusra--.

Sin embargo, en la lista no figura la Unión Internacional de Eruditos Musulmanes, con sede en Doha y creada en 2004 por clérigos pertenecientes principalmente a Hermanos Musulmanes. La organización está encabezada por el jeque egipcio Yusef al Qaradaui y tanto él como el grupo están en la 'lista negra' de varios países de la región.

Las autoridades qataríes ya designaron en octubre en su lista de terroristas a trece presuntos miembros de Al Qaeda y el grupo yihadista Estado Islámico, un anuncio que realizó en conjunto con Estados Unidos y cinco países de la región.

Los gobiernos de Arabia Saudí, Bahréin, Egipto y Emiratos Árabes Unidos (EAU) anunciaron en junio la ruptura de sus relaciones diplomáticas con Qatar, acusando a Doha de "apoyar el terrorismo", lo que ha sido rechazado por el Gobierno qatarí.

A la medida se sumaron después Maldivas, Mauritania, el Gobierno de Yemen reconocido internacionalmente, encabezado por Abdo Rabbu Mansur Hadi, y el gobierno asentado en el este de Libia. Asimismo, Jordania y Yibuti han reducido su representación diplomática en Doha.

Qatar ha reiterado en numerosas ocasiones su disposición a negociar con estos cuatro países para lograr un acuerdo, si bien todos ellos han manifestado que sus exigencias "no son negociables", reclamando a Doha que las acepte en su totalidad para solucionar la situación.

Las relaciones entre Qatar y otros países del Golfo ya sufrieron un periodo de tensión en 2014 debido al supuesto apoyo de Doha a Hermanos Musulmanes, organización ilegalizada en la mayoría de los países del golfo.

Sin embargo, en dicha ocasión las medidas no fueron tan duras, y sólo implicaron la retirada de los embajadores. En esta ocasión, ha supuesto además la expulsión de ciudadanos del país, así como el cierre de las vías a medios de transporte llegados de Qatar.