La quema de pozos de petróleo deja a miles de personas en Mosul "en un infierno de humo"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

La quema de pozos de petróleo deja a miles de personas en Mosul "en un infierno de humo"

Varios niños juegan junto a una nube de humo en Qayara, Irak.
OXFAM INTERMÓN
Publicado 04/11/2016 11:32:54CET

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los milicianos del grupo terrorista Estado Islámico han prendido fuego a una veintena de pozos de petróleo en la localidad iraquí de Qayara, al sur de Mosul, mientras se batían en retirada ante el avance de las fuerzas progubernamentales en la zona, según ha denunciado la ONG Oxfam, que ha alertado de que miles de familias viven en un "infierno lleno de humo", sin acceso a agua potable o servicios médicos.

La quema de los pozos ha provocado inmensas nubes de humo negro, según ha indicado la organización, que ha advertido de que miles de personas podrían huir de la zona ante la posibilidad de que los terroristas prendan fuego al resto de yacimientos que quedan bajo su control.

Varios residentes han indicado que los bebés presentan dificultades para respirar y que el humo está produciendo serias lesiones en la garganta y los pulmones de la población que aún permanece en la zona.

Un médico de Haiji Alí, una localidad cercana a Qayara, ha manifestado que la mayoría de sus pacientes padecen bronquitis y gastritis, y que estos no están recibiendo el tratamiento adecuado debido a la falta de medicamentos.

Un residente ha informado a Oxfam Intermón de que la situación en la que se encuentra la población es insostenible. "Necesitamos a alguien que apague el fuego. Se ha extendido durante meses", ha señalado.

Los civiles de las áreas recuperadas por los milicianos se enfrentan, además, a la escasez de alimentos, agua potable, material sanitario y suministro eléctrico, según la ONG.

"Incluso después de que Estado Islámico se haya retirado de las zonas afectadas, muchas personas han denunciado que la situación es insoportable", ha aseverado el director de Oxfam en Irak, Andrés González.

"La quema de los pozos de petróleo continúa provocando la intoxicación de miles de personas y convierte las comunidades en un infierno de humo. El Gobierno iraquí debe lograr que el fuego se apague para evitar que se desencadene una crisis humanitaria en Mosul", ha manifestado González.

La organización ha instado a las autoridades iraquíes ha priorizar la extinción del fuego y explicar a la población cómo enfrentarse a la situación. Según la ONG, el Gobierno debe prepararse para la posible quema de los seis pozos de petróleo que aún permanecen bajo el control de Estado Islámico en la zona.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies