¿Quiénes se enfrentarán en la segunda vuelta en Francia? Todas las opciones

Debate entre candidatos a la Presidencia de Francia
POOL NEW/REUTERS
Actualizado 23/04/2017 8:54:08 CET

MADRID, 22 Abr. (EDIZIONES) -

Sigue en directo las noticias de las elecciones francesas

El resultado de la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Francia este 23 de abril es toda una incógnita. Todos los sondeos apuntan a un resultado similar que sitúa en una horquilla de entre cuatro a cinco puntos a los cuatro candidatos mejor situados, por lo que en realidad, teniendo en cuenta el margen de error, estaríamos hablando de prácticamente un cuádruple empate.

No obstante, está por ver lo acertado de estos sondeos, habida cuenta de que en los dos últimos años los centros demoscópicos de todo el mundo han errado con sus vaticinios.

En Reino Unido lo han vivido en dos ocasiones, primero con las elecciones generales de 2015 que ganaron cómodamente los conservadores pese a que se hablaba de un resultado ajustado e incluso de victoria laborista, y luego con el referéndum del Brexit en junio de 2016, cuando se daba por hecha la victoria de la permanencia y triunfó el divorcio.

El segundo fallo más sonado en el último año ha sido la victoria de Donald Trump en Estados Unidos. Pese a que en la recta final de la campaña la ventaja de la demócrata Hillary Clinton se vio reducida, ningún sondeo vaticinó nunca la victoria del republicano, si bien es cierto que el complicado sistema electoral complica el pronóstico. Aunque Clinton fue la más votada, Trump se impuso al tener más delegados en el Colegio Electoral.

Así pues, aunque en Francia los sondeos han venido apuntando desde hace semanas a un cara a cara el 7 de mayo entre la ultraderechista Marine Le Pen y el centrista Emmanuel Macron, el resultado que se conozca a partir de las 20.00 horas del domingo podría ser muy distinto.

A continuación repasamos los enfrentamientos que podrían producirse en la segunda vuelta:

MACRON VS LE PEN

Es el enfrentamiento que pronostican los sondeos desde principios de febrero y supondría dejar fuera a las dos grandes familias políticas que se han alternado en el poder en Francia: los socialistas y el centro-derecha.

Además, supondría una apuesta arriesgada puesto que Macron, un exministro de Economía del Gobierno de François Hollande, aún no tiene representación en la Asamblea. No obstante, el líder de En Marche! prevé presentar candidatos en todas las circunscripciones para las elecciones de junio y confía en que si los franceses le llevan al Elíseo también le dotarán de una amplia representación parlamentaria.

En el caso de Le Pen, su victoria haría temblar los cimientos no solo de la política francesa, sino también de la europea, puesto que sería la primera dirigente ultraderechista jefa de Estado del bloque y además lo sería de uno de los seis países fundadores. Además, la líder del Frente Nacional quiere renegociar la relación con Bruselas y no descarta un referéndum de salida de la UE, el temido 'Frexit'.

No obstante, todos los sondeos auguran hasta la fecha una contundente victoria de Macron en la segunda vuelta.

FILLON VS LE PEN

Hasta que estalló el escándalo de los empleos ficticios de su mujer, el candidato de Los Republicanos François Fillon era quien encabezaba los sondeos de cara a la primera vuelta junto a Le Pen, a la que vencería cómodamente en la segunda cita con las urnas.

Ahora, Fillon ha quedado relegado a la tercera posición --en algunos sondeos se ha llegado a situar en cuarta plaza--, pero los expertos consideran que dado que solo le separan de los favoritos dos o tres puntos, aún podría arrebatar el puesto a Macron.

De producirse este resultado, Fillon se impondría sin problemas a Le Pen en segunda vuelta, aunque con un margen algo inferior al que obtendría Macron.

El antiguo primer ministro se encuentra imputado por el escándalo, por lo que el caso aún sigue planeando sobre su cabeza, si bien dado que cuenta con una maquinaria de partido mucho mejor articulada que Macron --que no tiene-- o Le Pen, que solo cuenta con dos diputados en la Asamblea, seguramente lograría un cómodo respaldo en las parlamentarias.

MACRON VS FILLON

Esta posibilidad supondría dejar fuera a Le Pen, que desde hace más de un año ha figurado en todas las encuestas como fija para la segunda vuelta. De producirse el choque entre ambos, los sondeos pronostican una cómoda victoria para Macron en segunda vuelta.

En este caso, sería interesante ver a cuál de los candidatos se decantarían en respaldar los perdedores --si es que apoyan a alguno--, si bien Macron ha demostrado su capacidad de atraer a personalidades tanto de la izquierda --con el apoyo entre otros del exprimer ministro Manuel Valls-- como de la derecha --con el del también exprimer ministro Dominique de Villepin--.

LE PEN VS MÉLENCHON

Este enfrentamiento es el que más temor ha generado en los últimos días tanto en Francia como fuera. El choque entre la líder ultraderechista y el izquierdista Jean-Luc Mélenchon, supondría un choque entre dos bloques antagónicos del espectro político, si bien sus programas económicos tienen puntos en común.

El candidato de Francia Insumisa subió en los sondeos gracias a su buena actuación en los debates televisados y ha llegado a ocupar la tercera plaza en algunos sondeos, por lo que tiene opciones de dar la sorpresa y colarse en la segunda vuelta. De lograrlo, los sondeos pronostican que ganaría a Le Pen. Los problemas vendrían luego para contar con un respaldo parlamentario que le permitiera sacar adelante su programa electoral.

MACRON VS MÉLENCHON

Aunque el candidato izquierdista consiguiera dejar fuera a Le Pen, tiene muy pocas opciones de imponerse al exministro de Economía, que lograría una cómoda victoria.

Al margen de estos emparejamientos, caben otras posibilidades que se antojan mucho más remotas. Si el choque fuera entre Fillon y Mélenchon --y lograran dejar fuera tanto a Le Pen como a Macron--, sería el candidato izquierdista el que ganaría, según los sondeos, aunque estaría por ver a quién apoyarían el resto de candidatos de cara a la segunda vuelta y el efecto que ello tendría.

La otra posibilidad que queda, teniendo en cuenta que hay en torno a un 30 por ciento de indecisos, es que alguno de los once candidatos en liza logre el 50 por ciento de los votos, algo que le convertiría automáticamente en presidente y que no ha ocurrido nunca desde que en 1965 se estableció el sufragio universal directo para elegir al inquilino del Elíseo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies