La conferencia de Goma aplaza su conclusión hasta mañana a falta de un acuerdo de paz entre las partes

 

La conferencia de Goma aplaza su conclusión hasta mañana a falta de un acuerdo de paz entre las partes

Actualizado 22/01/2008 19:02:50 CET

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La conferencia para la paz, la seguridad y el desarrollo en Kivu Norte y Kivu Sur, en el este de la República Democrática del Congo (RDC), no concluirá hoy tal como estaba previsto debido a la falta de acuerdo entre las partes para la firma del alto el fuego, según informó el portavoz de la conferencia y presidente de la Cámara Baja del Parlamento, Vital Kamerhe, a la edición digital de Radio Okapi, la emisora de la misión de la ONU (MONUC).

El Gobierno y los representantes del Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP), del general renegado Laurent Nkunda, siguen negociando en Goma (capital de Kivu Norte) el texto del acuerdo que estaba previsto que firmasen los distintos actores armados y el Gobierno al término de la cumbre, según informaron fuentes de esta formación a Radio Okapi.

El propio Kamerhe había asegurado ayer a Radio Okapi que el Gobierno, los rebeldes tutsis de Nkunda y las milicias del Mai Mai firmarían hoy un acuerdo de paz para poner fin al conflicto en la provincia de Kivu Norte, después de dos semanas de conversaciones en Goma que reunieron a responsables del Gobierno, a dirigentes locales y a las distintas facciones armadas.

Más de 400.000 civiles de Kivu Norte han huido de sus hogares a lo largo del pasado año a causa de los enfrentamientos entre los soldados del Ejército, los Mai Mai y los insurgentes de Nkunda.

De firmarse, el acuerdo de paz establecería un alto el fuego inmediato y permanente entre estos tres bandos, según informaron a Reuters fuentes diplomáticas y observadores internacionales presentes en las conversaciones de Goma.

Los combatientes de Nkundo se replegarían desde sus posiciones de avanzadilla en Kivu Norte, la mayoría de las cuales ocupaban desde el pasado mes de diciembre, cuando se produjo una fallida ofensiva de las tropas del Gobierno. En este espacio se crearía una zona de nadie en la que patrullarían los 'cascos azules' de la misión de la ONU (MONUC).

Una comisión técnica se encargaría de supervisar el desarme de los rebeldes de Nkunda y de los Mai Mai, así como su integración en el Ejército nacional o su desmovilización. El Gobierno, por su parte, promovería una ley que garantizase la amnistía para estos rebeldes y que abarcara los casos de "insurgencia y actos de guerra".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies