Los niños en Kivu son víctimas de la violencia, las enfermedades y el riesgo de reclutamiento, según UNICEF

Actualizado 07/11/2008 16:14:15 CET

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los niños de la región de Kivu Norte, en el este de República Democrática del Congo (RDC), son víctimas de la violencia, las enfermedades y el riesgo de ser reclutados por distintos grupos armados, según advirtió hoy un portavoz del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

El portavoz de UNICEF en Goma (capital de Kivu Norte), Jaya Murthy, dijo en declaraciones a Europa Press que la situación de estos niños es "muy desesperada". En este sentido, explicó que los colegios de la zona afectada por el conflicto, que se recrudeció la semana pasada, permanecen cerrados, por lo que los menores no asisten a clase.

Además, indicó que dentro de los grandes grupos de personas desplazadas a causa de los enfrentamientos hay muchos niños que se encuentran solos porque han sido separados de sus padres. Pero Murthy destacó sobre todo el riesgo de que estos niños sean reclutados por grupos armados.

Entre 1993 y 2006 fueron reclutados unos 30.000 niños y niñas en todo el país, según las autoridades congoleñas, que el pasado mes de enero firmaron en Goma un acuerdo de alto el fuego con 22 grupos armados.

Si bien desde entonces se han llevado a cabo procesos de desmovilización de los niños soldado, algunas milicias han continuado captando a niños de forma esporádica para convertirles en combatientes, sobre todo en Kivu Norte.

Ahora, como consecuencia de los nuevos enfrentamientos entre el Ejército congoleño, apoyado por las milicias progubernamentales Mai Mai, y los rebeldes del Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP), del general disidente tutsi Laurent Nkunda, la situación vuelve a empeorar en Kivu Norte, por lo que el portavoz de UNICEF aseguró que lo previsible es que el reclutamiento de menores siga aumentando.

ENFERMEDADES

Murthy señaló que, durante los dos últimos meses, 250.000 personas han tenido que abandonar sus hogares para huir de la violencia, de las cuales 100.000 lo hicieron la semana pasada. En total, en Kivu Norte hay un millón de desplazados, es decir, el 20 por ciento de la población de esta provincia.

Esta situación hace que la población tenga nuevas necesidades o agrava las ya existentes. Así, el portavoz de UNICEF incidió en que lo más importante es disponer de agua limpia para evitar que se extiendan con más rapidez enfermedades como el cólera.

También afirmó que los desplazados son especialmente vulnerables a la malaria --la enfermedad que más muertes causa entre los niños congoleños-- y que existe un gran riesgo de que sufran infecciones. Para mejorar las condiciones de la población desplazada, UNICEF ha facilitado agua limpia, letrinas y medicinas, además de proporcionar atención médica básica y educación sobre prácticas de higiene.

Hoy mismo, esta agencia de la ONU inició una campaña de vacunación en los campamentos de desplazados de Kibati, a unos siete kilómetros al norte de Goma, pero tuvieron que suspenderla tras escuchar disparos cerca de esa zona.

Asustadas por los tiroteos, 60.000 personas se fueron a Goma y ahora están regresando de nuevo a Kibati, según afirmó Murthy, que describió la situación de los desplazados como "muy tensa" por el miedo a la violencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies