Los rebeldes acusan al Ejército de Sudán del Sur de atacar sus posiciones en el estado de Bieh

Publicado 16/01/2018 6:51:09CET

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los rebeldes del Movimiento de Liberación del Pueblo Sudanés en Oposición (SPLA-IO) han acusado este lunes al Gobierno de Sudán del Sur de llevar a cabo nuevos ataques contra sus posiciones en el estado de Bieh (este), a pesar del acuerdo de alto el fuego.

John Daniel Bol, uno de los portavoces de los rebeldes, ha señalado que sus bases en el condado de Pieri han sido objetivo de ataques durante los últimos dos días, según ha informado la emisora Radio Tamazuj.

"El ataque tuvo lugar en la tarde del sábado. El incidente provocó la muerte de dos niños, un anciano y dos jóvenes. Diez civiles están desaparecidos después del ataque", ha recalcado.

Asimismo, ha señalado que las fuerzas leales al exvicepresidente Riek Machar realizaron una retirada táctica para evitar nuevos enfrentamientos, agregando que recuperaron la zona durante la jornada del domingo.

En respuesta, el portavoz del Ejército sursudanés, Lul Ruai Koang, ha negado que se hayan registrado enfrentamientos en Pieri. "El comunicado emitido por los rebeldes no es cierto", ha remachado.

El alto el fuego fue firmado el 21 de diciembre por el presidente, Salva Kiir, y Machar bajo los auspicios de la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo de África Oriental (IGAD), tras varios días de conversaciones de paz en la capital de Etiopía, Adís Abeba, si bien desde entonces se han registrado numerosas violaciones del mismo.

En 2015, las partes ya firmaron un acuerdo similar que estalló un año después debido a una escalada de violencia en Yuba, que en apenas unos días dejó decenas de muertos y miles de nuevos desplazados.

Sudán del Sur vive sumido en una guerra civil desde diciembre de 2013 que enfrenta a los partidarios de Kiir, de etnia dinka, con las fuerzas leales a Machar, de etnia nuer.

Naciones Unidas ha alertado en varias ocasiones de la posibilidad de un genocidio en el país, debido al cariz étnico que parece estar tomando el conflicto.