Los rebeldes afirman que el Ejército de Siria ha cercado su enclave en Deraa pese al alto el fuego

Fuerzas leales a Al Assad en la zona noreste de Deraa
REUTERS / SANA SANA
Publicado 09/07/2018 10:41:23CET

AMÁN, 9 Jul. (Reuters/EP) -

Los rebeldes sirios han afirmado este lunes que el Ejército ha cercado su enclave en la localidad de Deraa (suroeste) a pesar del acuerdo de alto el fuego pactado la semana pasada y antes del inicio de la evacuación de los milicianos.

Abú Shaima, un portavoz de los rebeldes en la ciudad, ha resaltado que miles de personas han quedado rodeadas después de que los militares avanzaran hacia una base en el oeste de la ciudad, sin que se hayan registrado enfrentamientos.

Horas antes, el Gobierno de Rusia había asegurado que un total de 90 localidades situadas en el suroeste de Siria se han sumado al alto el fuego en la zona, según ha recogido la agencia rusa de noticias Sputnik.

El Centro Ruso para la Reconciliación, dependiente del Ministerio de Defensa, ha indicado además que el Ejército ruso planea evacuar a cerca de mil civiles de la zona a través de un corredor humanitario situado cerca de la ciudad de Deraa, tal y como ha recogido la agencia rusa Interfax.

El centro ha detallado que estas personas serán evacuadas hacia la provincia de Idleb, situada en el noroeste del país y en manos de los rebeldes, según la agencia británica de noticias Reuters.

Las fuerzas rebeldes sirias confirmaron el viernes un acuerdo de alto el fuego mediado por Rusia en el este de la provincia de Deraa, que contempla la retirada de las milicias afines al Gobierno sirio de varias ciudades del sur del país.

Las fuerzas gubernamentales sirias y sus aliados están combatiendo a los rebeldes para intentar recuperar el control de la zona suroeste del país, uno de los últimos bastiones que mantienen los sublevados junto con la región del noroeste del país que hace frontera con Turquía.

El suroeste de Siria es una de las llamadas "zonas de distensión" acordadas en 2017 por Rusia, Jordania y Estados Unidos en un intento por reducir la violencia.

Antes del inicio de la ofensiva del Gobierno de Bashar al Assad, Estados Unidos advirtió de que respondería si se incumplía el acuerdo de la zona de distensión pero hasta el momento no ha actuado y los rebeldes aseguran que ya les han comunicado que no recibirán ayuda norteamericana.