Los rebeldes del M23 instalan un gobierno 'de facto' en el este de RDC

 

Los rebeldes del M23 instalan un gobierno 'de facto' en el este de RDC

Actualizado 19/09/2012 10:52:30 CET

NUEVA YORK, 19 Sep. (Reuters/EP) -

Los rebeldes del M23 han instalado un gobierno 'de facto' en el este de República Democrática del Congo (RDC), según ha informado este martes el jefe de Operaciones de Paz de Naciones Unidas, Hervé Ladsous, al Consejo de Seguridad de la organización internacional.

Ladsous ha explicado que un grupo de combatientes del M23 "ha constituido una especie de administración 'de facto' en el extremo oriental de la provincia de Kivu, cerca de las fronteras con Ruanda y Uganda". "Están controlando a la población, cobrando impuestos a quienes pasan por la provincia", ha denunciado.

El funcionario de la ONU ha considerado que "la soberanía congoleña debe ser respetada", aunque ha urgido a los 15 miembros del Consejo de Seguridad a decantarse por una solución política, mejor que militar.

A este respecto, ha señalado que los rebeldes del M23 "no han llevado a cabo una gran ofensiva militar desde hace cinco o seis semanas", aunque ha advertido de que, "obviamente, la situación puede cambiar muy rápidamente".

Por su parte, el embajador alemán en el Consejo de Seguridad, Peter Wittig, ha indicado que la búsqueda de una solución política a la crisis en RDC es la "máxima prioridad" del órgano ejecutivo. "En estos momentos, nuestra voluntad es fortalecer el diálogo político", ha subrayado.

IMPLICACIÓN DE RUANDA

El Gobierno de RDC y Naciones Unidas, a través de un informe de un grupo de expertos, han denunciado que altos cargos ruandeses están apoyando al M23, contribuyendo con ello a una escalada de violencia que podría derivar en una guerra civil.

En este sentido, el jefe de Operaciones de la ONU ha señalado "la urgente necesidad de reconstruir la confianza en la región, especialmente entre los principales vecinos, RDC y Ruanda".

En la misma línea se ha manifestado Wittig, que ha descartado imponer sanciones a Ruanda, tal y como ha solicitado RDC. "La cooperación entre Kinshasa y Kigali es muy importante para abordar las causas del conflicto", ha considerado.

OFENSIVA DEL M23

El M23 ha lanzado una ofensiva en el este del país, dando lugar a enfrentamientos con las fuerzas congoleñas y con los 'cascos azules' de la ONU, que ha provocado decenas de muertos y el desplazamiento de 440.000 congoleños a otras ciudades del país y de 51.000 a Uganda y Ruanda.

El M23 está formado por los soldados que se amotinaron el pasado mes de abril para unirse a la causa del ex general Bosco Ntaganda, imputado en el Tribunal Penal Internacional (TPI) por crímenes de guerra por reclutar a niños para sus combates entre 2002 y 2003.

En este contexto, Ladsous propuso la semana pasada desplegar una "fuerza neutral" para frenar la ola de violencia en el este de RDC, que también serviría para apoyar los esfuerzos de la Misión de Estabilización de la ONU en RDC (MONUSCO) para pacificar la zona.

La idea de desplegar una fuerza internacional en la frontera entre RDC y Ruanda ya se planteó en la reunión que los líderes africanos celebraron el pasado mes de julio, pero todavía no se ha implementado debido a las reticencias de algunos países.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies