Rebeldes de Sudán del Sur anuncian la captura de campos petrolíferos

Publicado 06/06/2015 22:46:16CET

YUBA, 6 Jun. (Reuters/EP) -

Los rebeldes de Sudán del Sur han anunciado que se han hecho con el control de los campos petrolíferos situados en el norte tras un enfrentamiento con las tropas del Gobierno y han añadido que sus objetivos son capturar y cerrar todos los yacimientos de petróleo del país.

El portavoz del Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán-Oposición (SPLA-Oposición), James Gatdet Dak, ha expresado que un grupo de milicianos se ha hecho con el control de los campos petrolíferos de la provincia de Unity. La producción en esos campos está paralizada desde diciembre de 2013, cuando estalló la insurgencia.

"En respuesta a la ofensiva total del Gobierno contra nuestras posiciones, vamos a atacar todos los yacimientos de petróleo de Sudán del Sur con el fin de capturarlos y cesar su actividad", ha afirmado.

"Nuestros próximos objetivos son los yacimientos petrolíferos de Adar y Paloch, en el estado de Alto Nilo. Con total seguridad, haremos que cesen su actividad también los dos únicos campos de petróleo en funcionamiento". Paloch es el principal yacimiento del país, cuya producción no ha sido paralizada por el conflicto. Los rebeldes ya han intentado en ocasiones anteriores hacerse con él, sin éxito.

Por su parte, un portavoz militar, Philip Aguer, ha explicado que el Gobierno mantiene el control del estado de Unity. "Ayer los rebeldes atacaron posiciones del SPLA (Ejército) en el yacimiento petrolífero de Unity, fueron rechazados y el SPLA capturó parte del material de los rebeldes", ha añadido. Además, ha afirmado que el yacimiento de Unity Oil está bajo el control total del SPLA.

Fuerzas leales al presidente Salva Kiir y rebeldes aliados con el antiguo vicepresidente Riek Machar han estado combatiendo durante casi 18 meses en el país más joven del mundo, que se separó de Sudán en 2011. Se han acordado varios altos el fuego pero han sido incumplidos.

Decenas de miles de personas huyeron de sus casas el mes pasado debido al enfrentamiento y unos 650.000 civiles se encuentran sin acceso a la ayuda en las zonas afectadas. Ambas partes han sido también acusadas de matar o raptar a civiles y quemas sus casas durante la última ola de violencia.

La producción de crudo en Sudán del Sur ha caído hasta los 165.000 barriles por día de entre los 168.000 y 169.000 que producía en enero. El ministro de Petróleo y Minería ha situado la causa en motivos técnicos.