Recurren la legalidad de la deportación del guardaespaldas de Bin Laden de Alemania a Túnez

Policía en la Estación Central de Ferrocarril de Colonia
WOLFGANG RATTAY / REUTERS - Archivo
Publicado 16/07/2018 20:00:07CET

BERLÍN, 16 Jul. (DPA/EP) -

Las autoridades del estado de Renania del Norte-Westfalia han recurrido este lunes la decisión judicial que permitió la deportación de Sami A., un supuesto islamista radical que trabajó como guardaespaldas del difunto líder de Al Qaeda, Usama Bin Laden.

El hombre fue deportado a Túnez el pasado 10 de julio a pesar de que había una orden judicial vetando el traslado por la falta de garantías del Gobierno tunecino contra posibles torturas.

Posteriormente un tribunal de Gelsenkirchen dictaminó que la deportación era ilegal y que debía ser revocada. "Otros deportados me han contado cómo les golpeaban en las 48 horas sin abogado", ha explicado desde Fránkfurt la abogada de Sami A., Seda Basay-Yildiz, en referencia a las 48 horas de margen que da la legislación tunecina antes de presentar a un acusado ante un tribunal y asignarle un abogado.

Basay-Yildiz ha explicado que ha perdido el contacto con su cliente, pero ha manifestado su esperanza en su vuelta a Alemania teniendo en cuenta las relaciones "increíblemente buenas" entre ambos países.

El Ministerio para los Refugiados renano y la ciudad de Bochum participan en el recurso contra la deportación a pesar de que el primer ministro renano, Armin Laschet, ha defendido la decisión del gobierno regional de aprobar la expulsión. "Como políticos tenemos que decidir en función de la ley y el orden y eso es lo que ha hecho el estado", ha argumentado Laschet este lunes desde Berlín.