Las redes de trata en India encuentran nuevas rutas a Oriente Próximo con pasaportes nepalíes, según activistas

Una niña india en Nueva Delhi
MANSI THAPLIYAL/REUTERS
Publicado 04/07/2017 18:33:33CET

BOMBAY, 4 Jul. (Thomson Reuters Foundation/EP) -

Mujeres y niñas en la zona noreste de India son víctimas de redes de trata a través de promesas de ofertas de trabajo en el sureste asiático y Oriente Próximo, a donde viajan con pasaportes nepalíes, según han denunciado grupos de activistas y organizaciones como Impulse NGO Network, que alertan de que las mafias están encontrando nuevas formas de escapar de los controles.

"Más de 100 niñas de las regiones del norte y noreste del estado de Bengala Occidental han sido víctimas de trata en los últimos dos años y entre el 50 y el 60 por ciento de ellas han viajado con pasaportes emitidos por Nepal", ha denunciado Hasina Jarbhih, fundadora de Impulse NGO Network, que combate el tráfico de personas.

La región del sureste de India, situada entre China, Birmania, Bangladesh, Bután y Nepal, marcada por conflictos armados y violencia étnica, es una de las principales áreas donde los traficantes captan a las niñas y las envían a burdeles en Bombay y Nueva Delhi, aunque aumentan los casos de viajes a otros países.

Los traficantes tratan de abrir nuevas vías para cruzar ilegalmente las fronteras, como el uso de visados de turismo a los países del Golfo para evitar los controles migratorios indios o rutas a través de países vecinos como Nepal, donde se cree que parte del funcionariado podría colaborar con las mafias.

"Obtener visados para viajar a los países de Oriente Próximo es difícil con pasaporte indio, así que los agentes que reclutan a las niñas los cogen de Nepal", ha informado Jarbhih a Thomson Reuters Foundation por teléfono desde Shillong, capital del estado de Meghalaya, en el noroeste.

Las niñas víctimas de trata vuelan desde Katmandú, la capital de Nepal, hasta aeropuertos en países de Oriente Próximo como Omán o Kuwait, muchas veces haciendo escala en zonas de India. A destinos en el sureste asiático, como Singapur y Malasia, las niñas son llevadas a través de Birmania.

Las redes prometen a las graduadas universitarias empleos con buenos sueldos en hoteles y spas en los países del Golfo y puestos en la industria de pescado congelado de Malasia. A las mujeres que no han recibido educación, les ofrecen trabajos como empleadas domésticas.

"Las redes están centrándose en estas áreas porque encuentran que muchas niñas muy receptivas a viajar a países de Oriente Próximo porque creen que ganarán más dinero", ha declarado Jarbhih.

A su llegada a los países de destino los traficantes las obligan a pagar deudas a las que no pueden hacer frente. "Les quitan los pasaportes y, pese a la prometido, no les pagan", ha añadido.

OTROS CASOS Y PREVENCIÓN

La policía de Sikkim investiga el caso de una joven de 25 años que desapareció después de viajar a Kuwait para trabajar como empleada del hogar en 2010. Su familia denunció el caso en el año 2016. "Había volado con un pasaporte nepalí, este es el primer caso que tenemos de estas características", declaró un agente de la unidad de lucha contra la tarta de Sikkim.

Un caso similar hace tres años puso a activistas y organizaciones sobre el rastro de los pasaportes nepalíes, cuando una víctima había sido llevada a Líbano se suicidó.

"Encontramos durante la investigación que esta mujer estaba entre un grupo de otras víctimas que viajaron con pasaporte nepalí para realizar trabajos domésticos. Así entramos en el asunto", ha contado Jarbhih.

Desde entonces se han destapado más casos. Una mujer india viajó desde Chennai a Malasia para trabajar en un salón de belleza, su jefe le incautó el pasaporte y no le permitió renovarlo. "Fue muy complejo porque la detuvieron por permanecer de manera irregular en Malasia, fue muy difícil que lograra regresar", ha declarado Jarbhih.

Impulse ONG Network colabora con activistas y agentes de Policía en las zonas del noreste de India, que están conectados a un software que ayuda a la prevención del tráfico. Se está formado a las fuerzas de control fronterizo para que reducir el número de mujeres y niñas víctimas de trata en India.

"Estas chicas quieren un buen trabajo para regresar a sus casas con dinero. En algunas ocasiones sí envían dinero a casa, pero estas historias felices duran poco", ha sentenciado Jarbhih.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies