Los refugiados congoleños en Ruanda acusan a los militares de disparar contra ellos

Publicado 20/02/2018 21:12:13CET

KIGALI, 20 Feb. (Reuters/EP) -

Los refugiados congoleños en Ruanda han asegurado que los militares han abierto fuego durante una protesta por el recorte de las raciones de alimentos y han causado al menos dos heridos, si bien el Gobierno ruandés ha asegurado que "los soldados no han disparado contra nadie".

Unas 2.000 personas de las 17.000 que residen en el campamento de Karongi, en el oeste de Ruanda, han protagonizado una marcha hacia la base militar para protestar por el recorte del 25 por ciento en las raciones repartidas por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que ha admitido problemas de financiación.

"Cuando llegamos a la localidad de Karongi, los militares nos detuvieron (...) y uno de ellos pidió desde un coche al resto que dispararan", ha contado Eugene Mukabasoni, madre de tres hijos, en declaraciones telefónicas a Reuters.

Según su versión, los uniformados también propinaron palizas a los manifestantes, incluida a ella. "Fui golpeada en la cabeza con un palo", ha dicho, al dar un testimonio que coincide con los de otros testigos.

La ministra de Gestión de Desastres y Asuntos de los Refugiados, Jeanne d'Arc De Bonheur, ha alegado que "los soldados no han disparado a nadie", sino que se limitaron a "frenar a los refugiados y estos comenzaron a lanzar piedras". "Obviamente, cuando la gente comienza con las piedras, algunos salen heridos. No tengo información siquiera de disparos al aires", ha añadido.