El régimen sirio atribuye a un suicidio la muerte del médico británico Abbas Jan

Publicado 17/12/2013 20:08:33CET

LONDRES, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

El régimen de Bashar al Assad ha atribuido a un suicidio el fallecimiento del médico británico Abbas Jan, detenido desde hace más de un año en Siria, negando así las acusaciones del Gobierno de Reino Unido sobre un posible "asesinato" en prisión.

El viceministro de Exteriores sirio, Faisal Mekdad, ha asegurado que el médico murió en su celda ahorcado con su pijama, según informa la radiotelevisión pública británica, BBC.

Jan, de 32 años de edad y que vivía en Streatham, en el sur de Londres, llegó a Alepo en 2012 para ayudar a los civiles que sufren las consecuencias del conflicto que mantienen los rebeldes y las fuerzas de Al Assad desde mediados de marzo de 2011 y que se ha cobrado más de 100.000 vidas.

La familia de este cirujano ortopédico ha informado este martes de su muerte en prisión, tras pasar más de un año encarcelado por las fuerzas del régimen.

El secretario de Estado de Exteriores, Hugh Robertson, ha confirmado la muerte y ha apuntado que se trata de un hecho "extremadamente sospechoso". En este sentido, ha asegurado que, aparentemente, ha sido "asesinado por el régimen", por lo que ha avanzado que buscarán una "aclaración urgente".

PROMESAS DE LIBERTAD

El hermano de Jan, Afroze, ha asegurado que la Agencia de Seguridad Nacional siria les prometió que esta semana sería puesto en libertad pero, posteriormente, les ha comunicado que ha muerto en la cárcel. El Ministerio de Asuntos Exteriores británico ha asegurado que está "extremadamente preocupado" por este suceso.

"Mi hermano iba a ser liberado al final de la semana. Nos dieron garantías desde el Gobierno sirio", ha relatado Afroze Jan. "Mi hermano lo sabía. Estaba preparado para volver a casa", ha añadido. "Estaba contento y esperaba su liberación", ha subrayado.

Afroze Jan ha afirmado que los familiares están "devastados". "Estamos devastados, conmocionados y enfadados con el Foreign Office por dar largas a esto durante trece meses", ha explicado. Por su parte, un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ha afirmado que el departamento está "extremadamente preocupado" por las noticias que señalan la muerte de un ciudadano británico detenido en Siria.

Tras indicar que todos los servicios consulares británicos continúan suspendidos en Siria, Jan ha afirmado que su hermano había sido trasladado de una prisión de Damasco al cuartel general de la Agencia Nacional de Seguridad. Cuando su madre fue a visitarle este lunes, fue informada de que estaba muerto. Jan ha asegurado que nadie les ha informado sobre cómo murió su hermano.

El doctor Abbas Jan, que era padre de dos hijos y trabajaba en el Hospital Nacional Ortopédico de Londres, fue arrestado por fuerzas gubernamentales 48 horas después de llegar a Alepo para trabajar como cirujano de emergencias.

Varios meses después, su madre le encontró encarcelado en una prisión de Damasco y extremadamente delgado, con sólo 32 kilos y casi incapaz de andar. Él le aseguró que había sido torturado cuando estuvo detenido sin cargos y que le mantuvieron encerrado en solitario.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies