Registrado un tiroteo cerca de la vivienda de Touadéra en el marco de las operaciones en Bangui

Faustin-Archange Touadera
SIEGFRIED MODOLA / REUTERS - Archivo
Actualizado 09/04/2018 15:30:11 CET

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

Los alrededores de la vivienda del presidente de República Centroafricana (RCA), Faustin Archange Touadéra, fueron escenario de un tiroteo en la noche del domingo, en el marco de las operaciones de las fuerzas de seguridad y la Misión Unidimensional Integrada de Naciones Unidas para la Estabilización en RCA (MINUSCA) contra un grupo de autodefensa que opera en partes de la capital, Bangui.

Según las informaciones recogidas por la Red de Periodistas por los Derechos Humanos en RCA, los responsables de los disparos, que se prolongaron cerca de una hora, no han sido identificados por el momento. Fuentes próximas al Estado Mayor de la Defensa han señalado que se trataría de una respuesta de Séléka contra el contingente egipcio de la MINUSCA que se encuentra emplazado cerca de la residencia del jefe del Estado.

Vladimir Monteiro, portavoz de Naciones Unidas, ha contado a Reuters que los hombres armados han disparado contra la parte de una base militar en la que se alojan los 'cascos azules' de Egipto y de Jordania y que nadie ha muerto ni ha resultado herido en el intercambio que se ha registrado. "Hemos devuelto el fuego y hemos enviado refuerzos. La calma se ha recuperado tras media hora", ha añadido.

El portavoz del Gobierno del país africano, Ange Maxime Kazagui, argumentó el domingo que las operaciones tenían como objetivo detener a Nimery Matar, alias 'Force', un jefe de las milicias de autodefensa que opera en el barrio de PK5.

"Esta operación tiene como objetivo tomar el control de las bases de aquellos que se describen como autodefensa en esta zona y para facilitar la circulación de bienes y personas", explicó.

Asimismo, recalcó que las fuerzas de seguridad querían "acabar con todas las actividades de bandidismo en PK5", antes de pedir a la población que mantuviera la calma.

"Esta operación se lleva a cabo para lograr la tranquilidad, la seguridad, la circulación y, en una palabra, la paz. Queremos llamar la atención de las poblaciones que podrían ser manipuladas para apoyar a los jefes de los bandidos armados", advirtió Kazagui.

En respuesta, Matar tildó de "golpe de Estado" contra Touadéra el lanzamiento de estas operaciones y aseguró que las fuerzas de seguridad y las tropas de la MINUSCA no contaban con presencia en PK5.

"Fuimos atacados y nuestros hombres resistieron. Es un intento de golpe de Estado, un verdadero golpe de Estado contra el presidente, Faustin Archange Touaderá, y no es nuestra culpa", sostuvo.

Por su parte, la MINUSCA habló de "una operación conjunta de desarme y arresto contra las bases de ciertos grupos criminales en el barrio PK5 de Bangui" y acusó a estos grupos de "cometer diversos delitos", entre ellos ataques contra civiles.

"Antes de la operación se pidió a los grupos criminales que se desarmaran de forma voluntaria y pacífica, con la posibilidad para algunos de sus miembros y de la comunidad de recibir apoyo socioeconómico", destacó.

"Por desgracia, los líderes de estos grupos rechazaron esta alternativa, así como una mediación organizada por representantes de la población civil", aseguró.

BALANCE DE LAS OPERACIONES

La MINUSCA recalcó que dichas operaciones se saldaron con "muchos arrestos e incautaciones de armas, municiones y droga", sin facilitar un balance de detenidos o de víctimas.

Testigos citados por la agencia británica de noticias Reuters señalaron que los enfrentamientos se saldaron con la muerte de un civil y con varios heridos, entre ellos 'cascos azules'.

Un portavoz de la MINUSCA, Hervé Verhoosel, confirmó posteriormente once 'cascos azules' heridos a los que habría que sumar una veintena de civiles y combatientes heridos. No hay datos de bajas entre las fuerzas militares centroafricanas.

Los rebeldes mayoritariamente musulmanes de Séléka derrocaron al presidente François Bozizé en 2013, lo que provocó la reacción de los paramilitares cristianos conocidos como 'antibalaka'. También surgieron bandas musulmanas de autodefensa en PK5.

Contador