Registrados nuevos disturbios en Jerusalén Este en medio de las tensiones en la Explanada de las Mezquitas

 

Registrados nuevos disturbios en Jerusalén Este en medio de las tensiones en la Explanada de las Mezquitas

Publicado 18/09/2015 6:08:11CET

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

Jerusalén Este ha sido escenario este jueves de nuevos enfrentamientos por tercera jornada consecutiva, en medio de las tensiones en la Explanada de las Mezquitas, según han informado medios de comunicación palestinos e israelíes.

Los enfrentamientos de mayor importancia han tenido lugar en el barrio de Al Issawiya y en el campamento de refugiados de Shufat, tal y como ha recogido la agencia palestina de noticias Maan, que ha informado de disturbios en el área de Al Tur.

Muhamad Abu al Hummus, miembro del comité local, ha denunciado el uso de fuego real por parte de las fuerzas de seguridad israelíes durante los enfrentamientos en Al Issawiya, asegurando que al menos una persona ha resultado herida de bala.

Por su parte, un portavoz de la Policía israelí ha informado de la detención de varios palestinos presuntamente involucrados en "disturbios en varios barrios", sin dar más detalles al respecto.

Asimismo, medios israelíes han informado del incendio de un autobús israelí a causa de un ataque con cócteles molotov a su paso por el barrio de Ras el Amud, incidente que se ha saldado sin heridos.

Según el diario 'The Jerusalem Post', el autobús fue atacado con piedras, lo que forzó al conductor a abandonar el vehículo y pedir ayuda a la Policía. Cuando regresó al lugar con varios agentes, el autobús estaba en llamas.

El incidente ha tenido lugar horas después de que un conductor de autobús resultara herido de levedad en un ataque con piedras cerca de la localidad palestina de Hizma.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, prometió el miércoles una "guerra" y castigos más duros contra los responsables de ataques con piedras, tras los últimos enfrentamientos en la Explanada de las Mezquitas.

Los ultranacionalistas judíos han estado presionando al Gobierno israelí para que permita la oración judía en el recinto fuera de Al Aqsa, que está por encima del Muro de las Lamentaciones judío.

Tal rezo, que a buen seguro generaría las iras de los musulmanes, está prohibido en la plaza por Israel desde que capturó Jerusalén Este, y su Ciudad Vieja, en la guerra de 1967 y Netanyahu ha dicho que no permitirá ningún cambio al status quo.

Estados Unidos y el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, han expresado su preocupación por la violencia en este lugar, reverenciado por los musulmanes y también por los judíos, que lo conocen como el Monte del Templo.

El rey Abdulá de Jordania ha dicho que las acciones israelíes son provocativas y podrían poner en peligro las relaciones entre los dos países, según informaron este martes los medios estatales, mientras que el presidente palestino, Mahmud Abbas, ha condenado las acciones de Israel.

La dinastía hachemí jordana tiene parte de su legitimidad del hecho de que es la custodia tradicional de este lugar sagrado. Jordania e Israel firmaron un acuerdo paz en 1994. "Si esto sigue ocurriendo (...) Jordania no tendrá otra opción que emprender acciones", ha prevenido Abdulá, sin entrar en detalles.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies