Reino Unido concede el asilo al sudanés que atravesó el Eurotúnel andando

Publicado 04/01/2016 14:42:27CET

CANTERBURY (REINO UNIDO), 4 Ene. (Reuters/EP) -

El Gobierno británico ha concedido el asilo a Abdul Harounal, el hombre sudanés que atravesó caminando los 50 kilómetros del Eurotúnel desde Francia hasta Reino Unido en agosto.

Haroun fue arrestado en Reino Unido al final del Eurotúnel el 4 de agosto y ha permanecido en prisión desde entonces acusado de obstruir una vía bajo una ley del siglo XIX.

Durante el juicio celebrado este lunes en el Tribunal Superior de lo Penal de Canterbury, Haroun ha aparecido en un vídeo desde prisión en el que solo ha hablado para confirmar su nombre. El fiscal Philip Bennetts ha informado de que el 24 de diciembre se le concedió el asilo.

Bennets ha solicitado 14 días más para la acusación para considerar esta nueva información sobre la causa penal, sugiriendo que los cargos contra Haroun podrían eliminarse.

La juez Adele Williams ha aceptado el recurso y ha aplazado el caso hasta el 18 de enero, cuando anunciará su decisión. También ha puesto a Haroun en libertad bajo fianza después de que Bennets dejase claro que la Fiscalía no se oponía a su liberación.

Mientras estaba en prisión, Haroun recibió el apoyo de un pequeño grupo defensor de los Derechos Humanos de los refugiados locales, grupo que le ha conseguido una dirección. Haroun tiene que vivir y dormir en esa dirección todos los días y presentarse en una comisaría de la Policía local todos los miércoles en un plazo de dos horas.

Haroun es el primer inmigrante conocido por cruzar a pie el Eurotúnel hasta Reino Unido, un camino de 12 horas en total oscuridad y rodeado de trenes que viajan a más de 160 kilómetros por hora.

Miles de inmigrantes han acampado durante meses en condiciones pésimas cerca de Calais, el punto de entrada al Eurotúnel en la parte francesa, esperando encontrar una forma de entrar a Reino Unido. La mayoría de ellos han intentado cruzar subiéndose en los trenes o camiones que lo cruzan.

Defensores de Derechos Humanos y abogados especialistas en inmigración han acusado a las autoridades británicas de usar el ejemplo de Haroun para disuadir a otros que pudieran seguir sus pasos. La Policía, la fiscalía y las autoridades de inmigración no han comentado el caso públicamente, ya que sigue abierto.

Los datos que se conocen sobre Haroun son pocos. Tenía 40 años en el momento de su detención, su lengua materna es el zaghawa, por lo que el tribunal dedujo que podría ser de Darfur, una región de Sudán afectada por los enfrentamientos entre el Gobierno y las fuerzas rebeldes desde hace más de una década.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies