Reino Unido espera que la operación para cercar a Estado Islámico en Raqqa llegue "en las próximas semanas"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Reino Unido espera que la operación para cercar a Estado Islámico en Raqqa llegue "en las próximas semanas"

Publicado 26/10/2016 17:22:05CET

BRUSELAS, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Defensa británico, Michael Fallon, ha avanzado este miércoles que espera que se lance una operación para cercar el bastión del Estado Islámico en Raqqa, Siria, "similar" a la lanzada para recuperar la ciudad iraquí de Mosul "en las próximas semanas".

"Las operaciones para ayudar a aislar Raqqa comenzarán pronto", ha explicado el ministro de Defensa británico en declaraciones a la prensa a su llegada a la reunión con sus homólogos de la OTAN.

Fallon ha defendido el "progreso considerable" que se ha hecho "en el aislamiento de Mosul" y el "éxito en la orilla este del Tigris". "Esperamos que operaciones similares comiencen en Raqqa en las próximas semanas", ha puntualizado.

El secretario de Defensa estadounidense, Ashton Carter, avanzó ayer que habrá "un solapamiento" en las campañas para arrebatar los bastiones del Estado Islámico en Mosul y Raqqa. "Es parte de nuestro plan y estamos preparados para ello", explicó el jefe del Pentágono al término de la reunión de 13 países, incluido España, de la coalición internacional encabezada por Estados Unidos contra el Estado Islámico.

EL PAPEL DE LA OTAN

La OTAN, cuyos miembros participan todos en la coalición internacional, acaba de comenzar por su parte a realizar tareas de vigilancia área en apoyo a la coalición internacional contra el Estado Islámico con el primer vuelo de un avión de vigilancia y alerta temprana AWACS el pasado 20 de octubre y se prepara para comenzar a entrenar a las fuerzas iraquíes en el propio territorio iraquí a partir de enero tras formar a "cientos" de oficiales en la lucha contra los artefactos explosivos improvisados, desminado y medicina militar, entre otros.

La Alianza Atlántica cuenta con una flota de 16 aviones AWACS pero de momento sólo cuenta con un avión desplegado de forma "permanente" en la base de Konya, en Turquía, donde ya contribuía a las medidas de garantías de seguridad en la zona, especialmente para Turquía, y que ahora pasará también a apoyar a la coalición internacional. Se podrían desplegar "más desde Alemania si es necesario", según fuentes aliadas.

El avión de la OTAN, que vigilará el territorio del oeste de Siria e Irak desde el espacio aéreo turco y las aguas internacionales, se limitará a tareas de vigilancia aérea y no tendrá absolutamente ningún papel de combate, es decir no coordinarán ataques aéreos de la coalición ni ejercerán mando y control para aviones de combate.

El vicecomandante de la fuerza aérea de la OTAN, Paddy Teakle, ha explicado que hasta el 11 de noviembre harán cinco salidas al mes y a partir de esta fecha nueve salidas al mes en apoyo a la coalición internacional y podrá vigilar una superficie de entre 200 y 280 millas náuticas, dependiendo de la altura de vuelo, aunque ha dejado claro que no tendrá "ningún papel en la captación del objetivo". "El avión de la OTAN no entrará en el espacio aéreo iraquí o sirio", ha incidido.

La OTAN también se prepara para empezar a entrenar a las fueras iraquíes en el propio territorio iraquí, especialmente en desactivación de artefactos explosivos improvisados y desminado, a partir de enero, tras haber formado a varios centenares de iraquíes en Jordania. El Gobierno iraquí pidió hace meses a la OTAN trasladar la formación al propio territorio iraquí para ganar en eficacia.

"Es una actividad. No es una operación, no es una misión", ha aclarado una fuente de alto nivel de la OTAN, que ha precisado que aunque el número de instructores de la OTAN que se desplegarán a Irak se definirá "en las próximas semanas" la fuerza sobre el terreno será "modesta" pero habrá "flexibilidad" en funciones de la situación de seguridad y las necesidades iraquíes. "El número de fuerzas será muy reducido. No hablamos de miles", ha explicado.

En todo caso, el entrenamiento se coordinará con la coalición internacional, que ya entrena a las fuerzas iraquíes y las fuerzas kurdas, aunque la fuente aliada ha dejado que la OTAN sólo formará a oficiales iraquíes y "no hay planes para entrenar a las fuerzas especiales iraquíes".

España mantiene desplegados a unos 300 militares para entrenar a las fuerzas iraquíes en el marco de la coalición internacional.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies