Reino Unido no cumple la normativa de la Unión Europea para hacer frente a la contaminación

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Reino Unido no cumple la normativa de la Unión Europea para hacer frente a la contaminación

Estatua del almirante Nelson en la plaza de Trafalgar
GREENPEACE
Publicado 02/11/2016 17:19:36CET

LONDRES, 2 Nov. (Reuters/EP) -

El Tribunal Supremo británico ha dictaminado que las medidas del Gobierno de Reino Unido para hacer frente a la contaminación no cumplen la normativa de la Unión Europea para mejorar la calidad del aire y cumplir los límites de dióxido de nitrógeno, un contaminante asociado a enfermedades respiratorias y a más de 400.000 muertes prematuras al año, según la Comisión Europea.

El Tribunal Supremo británico pidió al Gobierno en 2015 que creara a un plan para tratar la contaminación del aire tan pronto como fuera posible. El despacho de abogados de medio ambiente ClientEarth ha señalado que esos planes no fueron suficientes para hacer frente a las emisiones de dióxido de nitrógeno y ha puesto en marcha un proceso judicial contra el Gobierno.

En la resolución de este miércoles, el Tribunal Supremo ha asegurado que los cálculos del Gobierno sobre las futuras emisiones de vehículos son "muy optimistas" y piensa que su plan era incompatible con las medidas que hay que tomar para reducir la contaminación de manera rápida.

Un portavoz del Departamento de Medio Ambiente, Alimentos y Asuntos Rurales ha señalado que el Gobierno está considerando la resolución y está preparando sus próximos pasos. "Siempre hemos tenido claro que estamos preparados para actualizar nuestros planes y siempre hemos estado al tanto de las acciones en Europa para garantizar la seguridad", ha añadido.

Las zonas más contaminadas son Birmingham, Leeds, Nottingham, Derby y Southampton, donde los taxis, autobuses antiguos, camiones y autocares ahora tendrán que pagar por entrar.

La resolución llega una semana antes de que Reino Unido dé luz verde para la contrucción de una nueva pista de 22.000 millones de dólares en el aeropuerto londinense de Heathrow, el más transitado de Europa, algo que rechaza la oposición debido a las preocupaciones por la contaminación acústica y del aire.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies