Reino Unido prohibirá la venta de artículos de marfil en un intento por acabar con la caza furtiva

Colmillos de elefante y escamas de pangolín incautados en Costa de Marfíl
REUTERS / LUC GNAGO - Archivo
Actualizado 03/04/2018 11:27:32 CET

LONDRES, 3 Abr. (Reuters/EP) -

Las autoridades de Reino Unido han informado este martes de que prohibirán la venta de artículos de marfil independientemente de su antigüedad en un intento por acabar con el comercio ilegal de dicho material, hacer frente a la caza furtiva y proteger a los elefantes.

La nueva legislación incrementará la prohibición de materiales de marfil en Europa y será una de las más restrictivas del mundo, según ha informado el Gobierno británico, que ha señalado que ésta incluirá una prohibición sobre la venta de todas aquellas antigüedades que contengan marfil en cualquier medida.

El comercio internacional de marfil es ilegal desde 1990 y la venta de marfil "crudo" de elefante africano de cualquier edad no está autorizada en Reino Unido. Sin embargo, los artículos producidos antes de 1947 pueden ser sujetos a la compraventa tanto en el país como en el resto de los miembros de la Unión Europea, así como aquellos objetos que hayan sido producidos después de esa fecha y cuenten con un certificado de las autoridades británicas.

El secretario de Medio Ambiente, Michael Gove, ha afirmado que el aumento de las restricciones demostrará que Reino Unido cree que "el comercio de marfil debería ser cosa del pasado".

"El marfil debe dejar de ser visto como un lujo o un símbolo de alto estatus social, así que introduciremos una de las mayores prohibiciones del mundo para proteger a los elefantes de cara al futuro", ha aseverado en un comunicado.

En este sentido, ha informado de que habrá una serie de excepciones para aquellas antigüedades que cuenten con menos del 10 por ciento de marfil, como algunos instrumentos y piezas extremadamente especiales, lo que incluye retratos en miniatura pintados sobre astillas de marfil.

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) ha alertado de que cerca de 55 elefantes africanos mueren al día para la fabricación de elementos hechos con marfil.

"Esta prohibición hace de Reino Unido un líder global en la lucha contra este comercio sangriento y es algo que el WWF ha defendido", ha manifestado la directora ejecutiva Tanya Steele.

"Pero si queremos acabar con la caza furtiva de este animal tan majestuoso necesitamos tomar medidas a nivel global. Esperamos que Reino Unido continúe ejerciendo presión sobre el resto de países donde se encuentran los mayores mercados de marfil, la mayoría de ellos en Asia, para acabar con esto", ha expresado.