Reino Unido publica su propuesta sobre las futuras relaciones con la UE

Theresa May
REUTERS / POOL NEW
Actualizado 12/07/2018 23:44:38 CET

LONDRES, 12 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Theresa May ha publicado este jueves el esperado Libro Blanco en el que plantea la relación que Reino Unido desea mantener con la Unión Europea tras el Brexit, que se basa en que haya cierta movilidad de personas a cambio de facilitar el trámite aduanero para algunos productos.

El Ejecutivo ha resaltado en el documento que su postura en la negociación ha "evolucionado" pero que mantiene sus principios para el Brexit, el mayor cambio en la política exterior y comercial de Reino Unido en décadas.

El documento, de 98 páginas, sugiere que el Gobierno espera mantener estrechos vínculos con el bloque y participar en sus instituciones de productos químicos, médicos y de aviación, tal y como ha recogido la agencia británica de noticias Reuters.

Downing Street propone que los ciudadanos comunitarios puedan viajar sin visado a Reino Unido, siempre que sea por turismo o para trabajos temporales, que los jóvenes europeos puedan estudiar en las aulas británicas y que "la gente con talento" de las empresas pueda moverse libremente del país a la UE y viceversa.

"La futura alianza económica debe, por tanto, proporcionar acuerdos recíprocos, consistentes con el final de la libertad de movimiento", incluyendo medidas para "apoyar a los negocios que proporcionen servicios para que puedan mover a la gente con talento", reza el Libro Blanco, según informa 'The Guardian'.

En este sentido, propone redactar "un libro común de reglas" para fijar los estándares para alimentos y bienes tras el Brexit de modo que puedan "facilitar" los trámites aduaneros. Reino Unido, señala, podría recaudar las tarifas británicas y comunitarias para todos los bienes que entraran en el país.

Eso "eliminaría la necesidad de hacer controles aduaneros", dado que existiría una especie de "territorio aduanero combinado" que garantizaría a Reino Unido el control de sus propias tarifas respecto a los productos procedentes de otras partes del mundo, esgrime.

El documento incluye además un importante cambio para el enorme sector de servicios financieros de Reino Unido, ya que el Gobierno abandona los planes de mantener un vínculos comerciales fuertes que quería la City, a cambio de un acuerdo que ofrece flexibilidad pero un acceso al mercado más limitado.

May ha defendido en la introducción del texto la necesidad de enfocar las negociaciones con la UE "con pragmatismo y compromiso por ambas partes". "Este es el espíritu con el que el gabinete ha acordado un camino a seguir en Chequers", ha añadido, enfatizando la unidad del Gobierno tras las dimisiones de los ministros para el Brexit y Exteriores.

El sucesor de David Davis en la cartera para el Brexit, Dominic Raab, ha afirmado que "este es el enfoque correcto". "Dejar la UE implica desafíos y oportunidades. Necesitamos superar los desafíos y aprovechar las oportunidades", ha subrayado.

La posición de May ha generado malestar entre las filas del Partido Conservador, provocando la dimisión de Davis y de Boris Johnson. El ex ministro de Exteriores ha alertado de que esta propuesta convertiría a Reino Unido en una "colonia" de la UE.

Menos de nueve meses antes de que Reino Unido abandone el bloque, May ha estado bajo presión de las empresas, las autoridades de la UE y sus propios políticos para que explicase su posición negociadora para desbloquear las conversaciones del Brexit, todas estancadas.