Reino Unido quiere negociar con la UE la duración del periodo de transición tras el Brexit

Banderas de la Unión Europea y Reino Unido
REUTERS / TOBY MELVILLE
Publicado 21/02/2018 18:23:11CET

LONDRES, 21 Feb. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Reino Unido quiere negociar con la Unión Europea la duración del periodo de transición con el que ambas partes esperan suavizar los efectos del Brexit, si bien sostiene que un plazo de dos años parece suficiente para preparar "nuevos procesos" y "nuevos sistemas", según un borrador.

La primera ministra británica, Theresa May, espera sellar un acuerdo sobre la transición este mes de marzo, con el objetivo de ofrecer certidumbre de cara a un proceso salpicado por complicaciones desde su inicio. En Bruselas dudan de que Reino Unido esté preparado para la ruptura definitiva en la fecha propuesta, el 31 de diciembre de 2020.

En un borrador con respuestas a las guías de la UE para dicho tramo, el Gobierno de May argumenta que el marco temporal "debería estar determinado simplemente por cuánto tiempo llevará preparar y aplicar los nuevos procesos y los nuevos sistemas que cimentarán la futura alianza". "Reino Unido ciñe estos puntos a un periodo de unos dos años, pero quiere debatir con la UE la evaluación que apoya la fecha propuesta", ha añadido.

El ministro británico para el Brexit, David Davis, apuntó en enero ante el Parlamento que "unos dos años", para Londres, significa entre 21 y 27 meses, si bien el plan de la UE completa solo 21.

Un portavoz de la 'premier' británica ha aclarado que este documento no implica que Londres quiera prorrogar la transición, sino que quiere hablar con los negociadores de la otra parte sobre el hecho de que el fin del periodo deba coincidir con el cierre del actual periodo presupuestario. "No hay nada nuevo ni por asomo", ha declarado ante los periodistas.

DERECHOS DE LOS CIUDADANOS

Uno de los puntos más espinosos de las negociaciones sigue siendo el derecho de los ciudadanos comunitarios. May mantiene su posición de que quienes lleguen a Reino Unido después de marzo de 2018 --fecha del Brexit-- deberían tener diferentes derechos, si bien este martes ante el Parlamento ha insistido en que quiere que estas personas se queden.

"Han hecho una contribución enorme a nuestro país, por lo que quiero que ellos y sus familias se queden. He sido absolutamente clara sobre el hecho de que los ciudadanos de la UE que viven legalmente hoy en Reino Unido podrán quedarse", ha sentenciado.