Cameron dice que Brown "no tiene en absoluto mandato democrático" para firmar el Tratado de Lisboa

Actualizado 22/10/2007 22:02:37 CET

LONDRES, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro británico, Gordon Brown, defendió hoy en la Cámara de los Comunes el Tratado de la Unión Europea (UE) alcanzado el viernes en la cumbre de Lisboa, y transmitió a los miembros del Parlamento que tendrán la posibilidad de debatir la ratificación del texto el año que viene. Además manifestó que se opondría a un tratado que fuera más lejos en la reforma institucional europea. Por su parte, los 'tories' solicitaron un referéndum sobre el asunto y acusaron a los ministros de haber roto un compromiso electoral, informa la BBC.

Brown trasladó a los diputados que había asegurado "un tratamiento especial para Reino Unido en una serie de materias" en la cumbre europea, y que su país continuaría al margen de la política exterior común, de la política común sobre derechos de los trabajadores, y en materia de impuestos y seguridad social. "Las protecciones que hemos negociado defienden el interés nacional británico", señaló.

Después de anunciar que no ratificará un tratado que vaya más allá en la reforma institucional europea, Brown dijo que ahora se centrará en establecer una nueva agenda para la Unión Europea, que incluirá "las nuevas prioridades" de empleo, competitividad, cambio climático y seguridad, "para que Europa pueda jugar un papel mucho más fuerte en la competitiva economía mundial y ser un líder y un ejemplo de éxito en el nuevo orden global".

El líder conservador, David Cameron, insistió en que el pueblo británico no pondrá su confianza en el Gobierno si no se pronuncia sobre el asunto. Los conservadores sostienen que el tratado es casi lo mismo que la rechazada Constitución, sobre la que Tony Blair prometió un referéndum. Brown está "rompiendo uno de los compromisos electorales más importantes", sentenció Cameron, y añadió: "Brown no tiene en absoluto el mandato democrático para firmar esto sin un referéndum. Si rompe la confianza que tiene en él el pueblo británico, éste se preguntará, con razón, cómo podrá confiar en él para algo más".

El Gobierno niega que el nuevo Tratado sea igual que la vieja Constitución, por eso dice que no hay necesidad de un referéndum, y en su lugar, los ministros están planeando un debate línea por línea. Los liberales demócratas también pedían un referéndum para la vieja Constitución, sin embargo, no lo solicitan sobre el nuevo texto, aunque sí sobre la pregunta de si el Reino Unido debe pertenecer o no a la Unión Europea.

El líder liberal demócrata Vince Cable, dijo: "Creemos que este Tratado es necesario, es en interés nacional de Reino Unido, pero permanece el asunto de la legitimidad. Creemos que debe haber un referéndum, la gente debe decidir si Reino Unido debe seguir siendo o no miembro de la UE".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies