El relator de la ONU para Corea del Norte pide la imputación de los líderes norcoreanos

Kim Jong Un
KCNA KCNA / REUTERS
Actualizado 22/01/2016 12:29:05 CET

Sostiene que Kim Jong Un está "completamente al tanto" de las violaciones de los DDHH

MADRID, 22 (EUROPA PRESS) 

El relator especial de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Corea del Norte, Marzuki Darusman, ha pedido este viernes la imputación de los líderes norcoreanos por las atrocidades recogidas en un informe especial de la ONU publicado en 2013.

"Es imperativo que se persiga la responsabilidad criminal que tiene la cúpula de poder en la República Popular Democrática de Corea", ha declarado Darusman en rueda de prensa, usando el nombre oficial de Corea del Norte.

"La comunidad internacional", ha proseguido, "tiene claro el hecho de que la recogida de pruebas sobre las violaciones de los Derechos Humanos en Corea del Norte debe continuar hasta que llegue a lo más alto".

Darusman fue uno de los participantes en el informe publicado en 2014 por Naciones Unidas que concluyó que tanto Kim Jong Un como os principales altos cargos de seguridad deberían enfrentarse a la justicia internacional por ordenar torturas sistemáticas y asesinatos hasta el punto de solicitar al Consejo de Seguridad que remitiera el caso de Corea del Norte ante el Tribunal Penal Internacional por crímenes contra la Humanidad.

La iniciativa nunca terminó de fructificar por el convencimiento de que China, un aliado cada vez más reticente de Corea del Norte, vetará cualquier tipo de propuesta semejante en calidad de miembro permanente del Consejo de Seguridad.

KIM JONG UN, AL TANTO

Darusman, no obstante, ha señalado hoy de nuevo al líder norocoreano, Kim Jong Un, de quien afirma que está "completamente al tanto de estas graves violaciones y, si no las detiene, es parte activa de las mismas".

Además, el relator ha hecho especial hincapié en la situación de los ciudadanos japoneses secuestrados durante años (en particular desde 1977 a 1983) por las autoridades norcoreanas bajo el cargo de supuesto espionake. Corea del Norte reconoce 13 de estos secuestros pero siempre ha eludido dar detalles sobre el lugar exacto en el que se encuentran.

"Corea del Norte tiene informes de absolutamente todos los ciudadanos que viven en el país. No será difícil en absoluto que averiguaran el paradero de los secuestrados", ha lamentado el relator.