Un relator de la ONU dice que el diálogo con Corea del Norte debe abordar la situación de los DDHH en el país

Publicado 12/03/2018 10:12:10CET

GINEBRA, 12 Mar. (Reuters/EP) -

El relator de Naciones Unidas sobre los Derechos Humanos en Corea del Norte, Tomás Ojea Quintana, ha reiterado este lunes que cualquier avance en el proceso de diálogo con Corea del Norte debe estar acompañado de discusiones sobre una mejora de la situación de los Derechos Humanos en el país.

En su declaración ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Ojea Quintana ha destacado que "el extenso sistema penitenciario del país y las graves restricciones a todas las formas de expresión, movimiento y acceso a la información siguen alimentando el miedo al Estado y dejan a la gente a merced de oficiales que no rinden cuentas".

Por su parte, la Unión Europea (UE) ha expresado su preocupación por la situación de los Derechos Humanos en el país asiático y ha recalcado que algunas de las violaciones registradas "podrían equivaler a crímenes contra la Humanidad".

La delegación norcoreana, que no reconoce el mandato de Ojea Quintana, no ha acudido al debate en la sede del organismo, ubicada en la localidad suiza de Ginebra.

Ojea Quintana ya dijo la semana pasada que una reducción de las tensiones entre la comunidad internacional y Corea del Norte debería llevar a un diálogo con Pyongyang para poner fin a los "graves abusos" como torturas y existencias de campos de presos políticos en el país.

"Es importante que el impulso logrado con los Juegos Olímpicos de Invierno (en PyeongChang) sea usado para discutir posibilidades para un apoyo técnico bilateral que pueda ayudar a hacer frente a algunos de los desafíos más urgentes a nivel de Derechos Humanos en Corea del Norte", sostuvo.

Así, indicó que ambas Coreas deben aprovechar la situación para reiniciar las reuniones de familias separadas por la guerra de Corea (1950-1953) --congeladas desde 2015-- y establecerlas como un "punto de partida para un diálogo sobre Derechos Humanos".

Ojea Quintana, quien tiene prohibida la entrada al país, reclamó además a las autoridades la liberación de nueve extranjeros detenidos en el país y una solución a los casos de secuestros de surcoreanos y japoneses.

"La liberación de los nueve extranjeros detenidos ayudaría a mejorar la posición internacional del país y supondría un mayor apaciguamiento de la situación política y de seguridad", explicó.

Por otra parte, subrayó que la información con la que cuenta "indica un patrón continuado de violaciones graves que ha empeorado debido al clima de volatilidad política y retórica conflictiva" sobre los programas nuclear y balístico de Pyongyang.

El relator de la ONU pidió además a China que ponga fin a la "repatriación forzosa" de norcoreanos que cruzan la frontera, antes de argumentar que estas personas podrían sufrir torturas a su regreso al país.