Un relator de la ONU pide un diálogo para poner fin a los "graves abusos" en Corea del Norte

Publicado 07/03/2018 22:44:49CET

GINEBRA, 7 Mar. (Reuters/EP) -

El relator de Naciones Unidas sobre los Derechos Humanos en Corea del Norte, Tomás Ojea Quintana, ha dicho este miércoles que una reducción de las tensiones entre la comunidad internacional y Corea del Norte debería llevar a un diálogo con Pyongyang para poner fin a los "graves abusos" como torturas y existencias de campos de presos políticos en el país.

"Es importante que el impulso logrado con los Juegos Olímpicos de Invierno (en PyeongChang) sea usado para discutir posibilidades para un apoyo técnico bilateral que pueda ayudar a hacer frente a algunos de los desafíos más urgentes a nivel de Derechos Humanos en Corea del Norte", ha sostenido.

Así, ha indicado que ambas Coreas deben aprovechar la situación para reiniciar las reuniones de familias separadas por la guerra de Corea (1950-1953) --congeladas desde 2015-- y establecerlas como un "punto de partida para un diálogo sobre Derechos Humanos".

Ojea Quintana, quien tiene prohibida la entrada al país, ha reclamado además a las autoridades la liberación de nueve extranjeros detenidos en el país y una solución a los casos de secuestros de surcoreanos y japoneses.

"La liberación de los nueve extranjeros detenidos ayudaría a mejorar la posición internacional del país y supondría un mayor apaciguamiento de la situación política y de seguridad", ha explicado.

Por otra parte, ha subrayado que la información con la que cuenta "indica un patrón continuado de violaciones graves que ha empeorado debido al clima de volatilidad política y retórica conflictiva" sobre los programas nuclear y balístico de Pyongyang.

El relator de la ONU ha pedido además a China que ponga fin a la "repatriación forzosa" de norcoreanos que cruzan la frontera, antes de argumentar que estas personas podrían sufrir torturas a su regreso al país.

Las palabras de Ojea Quintana llegan un día después de que los enviados especiales del presidente surcoreano, Moon Jae In, anunciaran su acuerdo con Pyongyang para celebrar el que será el tercer encuentro entre los líderes de los dos países.

El acuerdo se alcanzó durante la visita de dos días de los enviados especiales a Corea del Norte, donde mantuvieron conversaciones y cenaron con el líder norcoreano, Kim Jong Un.

El encuentro será el tercero entre los líderes de los dos países desde la primera cumbre intercoreana mantenida en el año 2000 por Kim Jong Il, padre del actual mandatario, y el entonces presidente surcoreano, Kim Dae Jung. El último encuentro bilateral tuvo lugar en 2007.

De producirse la reunión, sería la primera vez que líder norcoreano pisa suelo surcoreano desde el fin de la guerra entre los dos países en 1953.