Una relatora de la ONU alerta de que los derechos políticos en Camboya están "amenazados"

Contador
Publicado 13/10/2017 3:30:52CET

MADRID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

Una relatora especial de Naciones Unidas ha alertado este jueves de que los derechos civiles y políticos en Camboya están "amenazados", advirtiendo del impacto que tendría la disolución del principal partido de la oposición, el Partido Nacional de Rescate de Camboya (CNRP).

"Para que los camboyanos participen en un debate político abierto y serio la oposición debe poder existir y trabajar sin miedo o intimidaciones", ha dicho Rhona Smith, relatora especial sobre la situación de los Derechos Humanos en Camboya.

Así, ha recalcado que "la democracia trata de tener voz y poder elegir", reiterando que la posible disolución del CNRP a pocos meses de las elecciones previstas para julio de 2018 "dejaría a muchos camboyanos sin ninguna de estas opciones".

Smith ha indicado que las últimas actuaciones del Gobierno camboyano contra la oposición tienen lugar "bajo el disfraz" del Estado de Derecho, argumentando que algunas acusaciones usadas para argumentar una disolución del CNRP son "amplias y vagas".

"La Camboya moderna fue establecida como una democracia liberal multipartidista que respetaba y protegía los Derechos Humanos. Su Constitución buscaba evitar el retorno del Estado de partido único", ha recordado, apuntando que "los que redactaron esa Carta Magna eran conscientes de las consecuencias de un partido único".

La petición del Gobierno para la disolución del CNRP llegó cerca de un mes después de la detención del líder de la coalición, Kem Sokha, y su imputación por cargos de traición.

Un tribunal de Camboya imputó el 5 de septiembre a Sokha por conspiración con una potencia extranjera, menos de dos días después de su detención en su vivienda en la capital, Phnom Penh.

La detención de Sokha tuvo lugar poco después de que las autoridades publicaran un vídeo que demostraría que Sokha estaría conspirando para derrocar al primer ministro, Hun Sen, con ayuda de Estados Unidos, según el Ejecutivo.

El Gobierno había afirmado previamente que Sokha había violado el artículo 443 del Código Penal por "conspirar con una potencia extranjera", lo que acarrearía una pena de entre 15 y 30 años de cárcel.

En su comunicado, el Ejecutivo aseguró que el opositor había sido capturado en flagrancia, a pesar de que el vídeo tiene cerca de cuatro años y que Sokha cuenta con inmunidad parlamentaria.

El vídeo, publicado en la página oficial del Gobierno en Facebook, fue grabado en Australia por la televisión privada camboyana CBN. En la grabación, Sokha se dirige a un grupo de seguidores en idioma jemer y les explica una posible estrategia política coordinada con Estados Unidos, aunque sin mencionar un derrocamiento inmediato del Gobierno.

Sokha fue nombrado presidente del partido opositor en febrero, después de que su predecesor, Sam Rainsy, dimitiera a causa de una legislación que prohíbe que los partidos estén encabezados por personas condenadas.

Rainsy se marchó al exilio para evitar ser condenado por cargos de difamación, que afirma que fueron presentados contra él por motivos políticos y para apartarle del partido opositor.

La tensión en el país del sureste asiático va en aumento de cara a las elecciones generales del próximo año, en las que se espera que el partido de la oposición pueda hacer frente a Sen, en el Gobierno desde hace más de tres décadas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies