Una relatora de la ONU denuncia "un patrón establecido de dominación y agresión" contra los grupos étnicos en Birmania

Relatora especial de Naciones Unidas, Yanghee Lee, en Ragún
SOE ZEYA TUN/REUTERS
Publicado 02/02/2018 7:14:08CET

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La relatora especial de la ONU para los Derechos Humanos en Birmania, Yanghee Lee, ha afirmado este jueves que "lo que el Gobierno de Birmania califica de operaciones militares son un realmente un patrón establecido de dominación, agresión y violaciones contra los grupos étnicos".

En su comunicado, la relatora de la ONU ha recalcado que los recientes informes de abusos contra civiles en la provincia de Rajine (oeste) "son actos que han sido denunciados desde hace generaciones".

"Estos actos atribuidos a las fuerzas de seguridad y los militares y que han provocado una indignación internacional, despiertan para muchos en Birmania un sentimiento de 'deja vu'", ha resaltado.

Así, ha dicho que las últimas "atrocidades" contra la minoría musulmana rohingya son similares a las cometidas contra otros grupos.

"Otros grupos étnicos con los que he hablado --sean kachin, karen, karenni o shan-- me han dicho en repetidas ocasiones que han sufrido las mismas violaciones horribles a manos del Ejército desde hace décadas y, en el caso de algunos grupos, que siguen a día de hoy", ha apuntado.

"En Tailandia, representantes de grupos étnicos con los que me reunió expresaron su preocupación que, mientras la atención mundial se centra en las atrocidades en el estado de Rajine, se están cometiendo potenciales crímenes de guerra en los estados de Shan y Kachin sin que haya tantas críticas por parte de la comunidad internacional", ha señalado.

Así, Lee ha manifestado que "el gobierno civil ha fracasado a la hora de generar una nueva era de apertura y transparencia", añadiendo que "persiste en las prácticas represivas del pasado"

La relatora de la ONU, a la que las autoridades birmanas comunicaron el año pasado que no podría volver a visitar el país, argumentando que mantiene una postura sesgada, ha pedido al Gobierno que ponga fin a las prácticas represivas y permita el regreso de los refugiados.

"Para que los regresos tengan lugar de forma voluntaria, segura, digna y sostenible (los refugiados) deben ser tratados como iguales, como ciudadanos de Birmania con todos los derechos y garantías", ha recalcado.

"Sin igualdad, Birmania nunca estará libre de la violencia y el trágico 'deja vu' en el país reverberará durante el futuro al igual que en el pasado. El ciclo de violencia debe terminar y se debe apoyar a Birmania para que aplique reformas profundas y significativas que son muy necesarias", ha remachado.

Las palabras de Lee han llegado el mismo día en que el embajador de Kuwait ante la ONU, Mansur Ayad al Otaibi --quien preside el Consejo de Seguridad durante este mes--, haya dicho que Birmania ha comunicado al organismo que febrero "no es el momento adecuado" para una visita de sus representantes al país.

Al Otaibi ha desvelado que estaba intentando organizar una visita a Birmania durante su presidencia, resaltando que "no tendrá lugar en febrero". "Otros miembros del Consejo (de Seguridad) podrían organizarla más tarde, en marzo o abril", ha señalado.

"No la han rechazado (...) pero piensan que no es el momento adecuado para la visita. Ya están organizando una visita a Rajine para el cuerpo diplomático en Birmania", ha recordado.

"Asimismo, han dicho que las tensiones son altas en el estado de Rajine en estos momentos. Esas son las razones que nos han dado las autoridades birmanas", ha zanjado.