La relatora de la ONU Giammarinaro espera que su visita a Cuba abra la puerta a otros relatores

 

La relatora de la ONU Giammarinaro espera que su visita a Cuba abra la puerta a otros relatores

Maria Grazia Giammarinaro, en rueda de prensa en La Habana
ALEXANDRE MENEGHINI/REUTERS
Publicado 14/04/2017 23:49:28CET

LA HABANA, 14 Abr. (Reuters/EP) -

La relatora especial de la ONU para la trata de personas, la jueza italiana Maria Grazia Giammarinaro, ha asegurado este viernes que espera que su visita a Cuba abra la puerta a un mayor diálogo en materia de Derechos Humanos, al tiempo que ha elogiado el sistema de asistencia social del país para reducir la vulnerabilidad de los cubanos frente al tráfico de personas.

Giammarinaro ha realizado esta semana una visita a la isla, la primera en una década de un experto independiente del Consejo de Derechos Humanos. "Sí, soy consciente de la importancia de esta visita porque espero que sea un punto de partida para un diálogo más intenso y fructífero con todo el sistema de derechos humanos y especialmente con procedimientos especiales", ha asegurado Giammarinaro al terminar su viaje a La Habana.

Las autoridades cubanas se han resistido durante mucho tiempo a una visita de esta naturaleza debido a que la consideraba una injerencia extranjera en el tema de los Derechos Humanos.

El sistema de salud y de educación gratuitos, así como la seguridad social de Cuba han ayudado a reducir las vulnerabilidades que pueden llevar al tráfico de personas, ha destacado Giammarinaro, en una rueda de prensa.

"Los factores de vulnerabilidad son probablemente menos significativos que en otros países, por ejemplo en las desigualdades sociales y las situaciones de indigencia completa", ha afirmado.

Giammarinaro ha manifestado su satisfacción por el hecho de que la prostitución no sea vista como un delito en Cuba, pero ha expresado su preocupación a las autoridades debido a que todavía se estigmatiza socialmente y a veces se castiga, por ejemplo, con su detención.

"La gente no debe ser castigada por ser inducida, manipulada u obligada a la prostitución", ha señalado la experta, que ha dialogado con autoridades y organizaciones de la sociedad civil como el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX).

La fragmentada disidencia, a la que el Gobierno considera integrada por mercenarios financiados por intereses estadounidenses, ha dicho que su viaje es una señal positiva, pero muy selectiva y sólo un primer paso.

"Es notable que no se invite a relatores especiales contra la tortura, a los que tienen que ver con el sistema penitenciario (...) y otros campos relacionados con los derechos civiles y políticos", ha dicho Elizardo Sánchez, el portavoz de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional.

En 2007 visitó la isla el relator especial de la ONU para la Alimentación, mientras que en el 2009 fue invitado por el Gobierno el experto contra la Tortura que aún no ha viajado a La Habana.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies