Los relojes digitales en España y otros 24 países se retrasan seis minutos por la disputa entre Serbia y Kosovo

Reloj de la cuenta atrás para los Juegos Olímpicos de Londres (archivo)
REUTERS / ANDREW WINNING
Publicado 09/03/2018 21:07:03CET

BRUSELAS, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los relojes digitales en 25 países de Europa del Centro, incluido España, sufren un retraso de seis minutos por la disputa que mantiene Serbia y Kosovo, un problema que tardará "varias semanas" en resolverse como mínimo.

"Hay un desvío de frecuencia en la red centroeuropea que provoca desviaciones y retrasos en los relojes de hasta seis minutos", ha confirmado la portavoz de Energía de la Comisión Europea, Anna Kaiser, que ha admitido que el problema afecta a 25 países conectados a esta red, que va de España a Turquía y de Polonia a Países Bajos, desde enero.

"El desvío de potencia está ocurriendo en el área de control Serbia-Antigua República Yugoslavia de Macedonia y Montenegro, llamado bloque SMM, y especialmente de Kosovo y Serbia", ha explicado la portavoz comunitaria.

La Red Europea de Gestores de Redes de Transporte de Electricidad (ENTSO-E, por sus siglas en inglés), que es "el responsable de resolver esto", está en contacto con las autoridades locales de Serbia y Kosovo.

"El primer paso es parar el desvío y luego compensar el volumen que falta de energía", ha explicado la portavoz comunitaria de Energía.

ENTSO-E está explorando "todas las opciones técnicas" para resolver el desvío de potencia --aumentado el suministro-- para "recuperar la frecuencia" bastante rápido pero el problema todavía tardará "varias semanas" en resolverse, ha admitido Kaiser.

"Los desacuerdos políticos entre las autoridades serbias y kosovares han llevado al impacto en la electricidad observado. Si no se encuentra una solución a nivel político, el riesgo de desvío podría continuar", ha avisado la Red Europea de Gestores de Redes de Transporte de Electricidad, que ha admitido que "nunca" antes se había producido un desvío de frecuencia en la red.

ENTSO-E ha explicado que el desvío de potencia puede resolverse "en una semana" pero todavía falta por resolver "quien compensará" por la pérdida energética. "El volumen de energía que falta es de 113 GWh", precisa la red europea, que ha alertado de que la vuelta al funcionamiento normal del sistema "podría llevar varias semanas".

Serbia está obligada a compensar los desequilibrios del sistema energético de Kosovo pero se niega a hacerlo, mientras que las autoridades kosovares culpan a la minoría serbia de Mitrovica por no pagar la energía que consumen al Gobierno de Prístina.

La Unión Europea ha venido mediando en los últimos años varios acuerdos para avanzar en la normalización de las relaciones entre Serbia y Kosovo, incluido uno en 2015 para garantizar el suministro energético entre ambos, que preveía la creación de compañías serbias para suministrar a la minoría de Kosovo.

"Queremos ver la aplicación de todos los acuerdos alcanzados en el diálogo", incluido en energía, ha dejado claro en rueda de prensa la portavoz de la jefa de la diplomacia europea, Maja Kocijancic.