Renzi presenta una polémica reforma fiscal a la espera del veredicto de la UE

Publicado 09/04/2014 21:17:02CET

ROMA, 9 Abr. (Reuters/EP) -

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, ha defendido sus planes de reforma fiscal ante las críticas surgidas tanto fuera como dentro del Partido Democrático, después de que la Comisión Europea haya recordado a Italia su compromiso para equilibrar el presupuesto.

Renzi, que ha presentado el proyecto del Documento Económico y Financiero (DEF), ha sido criticado por no haber explicado los detalles sobre los planes de recorte y por haber contado con ingresos excepcionales para financiar recortes en impuestos permanentes.

El DEF, que debe ser presentado ante la Comisión Europea, ha actualizado la organización económica del Gobierno italiano y ha aportado un marco para la planificación fiscal de los próximos años.

El miembro del Partido Democrático y antiguo secretario de Estado Stéfano Fassina, que ha chocado con Renzi en varios asuntos, ha criticado que el DEF no cambia una política económica que ha fracasado en Italia durante los últimos años. Además, ha comentado que se traducirá en "menos crecimiento, menos trabajo y más deuda pública".

Fassina ha pronosticado que el Gobierno tendrá que corregir este plan antes de acabar el año si quiere cumplir con el objetivo de déficit, fijado en un 2,6 por ciento del PIB.

Renzi ha declarado durante una conferencia en Verona que está "totalmente descartada" la necesidad de una corrección fiscal durante este año y ha añadido que la predicción del Gobierno de un crecimiento del 0,8 por ciento es "muy prudente".

La Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional han pronosticado un crecimiento de la economía italiana del 0,6 por ciento, aunque no han tenido en cuenta los 6.700 millones de euros en recortes de impuestos para las rentas bajas que, según Renzi, entrará en vigor en mayo.

Este recorte se va a traducir en un aumento de cerca de 80 euros mensuales en el poder adquisitivo de unos diez millones de italianos. El Gobierno espera que estos ciudadanos gasten más dinero para poder reactivar una demanda interna muy debilitada.

"Hemos sido muy prudentes y esperamos sorpresas positivas en lo que queda de año, no negativas", ha declarado Renzi.

La oposición, de centro-derecha, ha criticado que Renzi no haya dado detalles sobre de dónde planea recortar 4.500 millones de euros de euros de gasto y sobre cómo pretende valerse solo de ingresos excepcionales.

El Gobierno espera recibir 2.200 millones de euros procedentes de un aumento en la recaudación de impuestos sobre las ventas, después de que el Ejecutivo pague las deudas que mantiene el sector público con entidades privadas.

El portavoz de Forza Italia, el partido de Berlusconi, en la Cámara de Diputados, Renato Brunetta, ha acusado a Renzi de realizar promesas vacías destinadas a obtener votos en las elecciones al Parlamento Europeo, más que a ayudar a la economía.

El economista Tito Boeri, de la Universidad Bocconi de Milán, ha declarado que los beneficiarios del la reforma de Renzi solo se gastarán el dinero cuando estén convencidos de que el recorte se ha financiado adecuadamente y, por tanto, es permanente. Algo que según el experto, aún no está claro.

DÉFICIT ESTRUCTURAL

Un portavoz de la Comisión Europea ha señalado que Italia "necesita conseguir un presupuesto equilibrado en términos estructurales para reducir el déficit público".

Sin embargo, el objetivo del DEF para el déficit estructural, que no se ve afectado por las fluctuaciones del crecimiento, se sitúa en el 0,6 por ciento del PIB, en comparación con el 0,3 por ciento fijado para este año, lo que se aleja de la recomendación de la Comisión Europea para 2014.

La reforma también ha pronosticado que la deuda pública italiana, la segunda más grande de la eurozona tras la de Grecia, llegará a la cifra récord del 134,9 por ciento del PIB en 2014, aumentando la previsión inicial del 132,8 por ciento.

El portavoz de la Comisión Europea, Simon O'Connor, ha declarado que el organismo no podrá comprobar si el DEF respeta los compromisos de Italia hasta que tengan el documento completo. La Comisión emitirá las recomendaciones específicas para cada país miembro el próximo mes, cuando actualice sus previsiones económicas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies