El responsable de Inteligencia de la Cámara Baja revela una vigilancia "fortuita" sobre el equipo de Trump

Donald Trump
JOSHUA ROBERTS / REUTERS
Publicado 22/03/2017 21:01:01CET

El presidente siente que, "de alguna forma", sus acusaciones se han visto avaladas

WASHINGTON, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

Miembros del equipo de transición de Donald Trump e incluso el propio presidente de Estados Unidos podrían haber sido vigilados de forma "fortuita" tras las elecciones de noviembre de 2016, según el presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes norteamericana, el republicano Devin Nunes.

"He visto informes de Inteligencia que claramente demuestran que el presidente electo y su equipo fueron, al menos, vigilados", ha declarado Nunes ante los medios. Se trata de una actividad "legal" y que, según el congresista, giraba en torno a "lo que estaban haciendo" los asesores de Trump en las semanas posteriores a las elecciones.

Sin embargo, ha expresado su preocupación porque estás interceptaciones no están relacionadas con las investigaciones abiertas por el FBI sobre la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones y ha asegurado que la información ha sido ampliamente distribuida entre los servicios de Inteligencia.

Nunes ha considerado esta vigilancia fruto de una "recogida fortuita" de información, un término que se suele utilizar cuando una persona dentro de Estados Unidos tiene algún tipo de contacto con alguien del exterior que sí está siendo vigilado, según Politico. La identidad de los estadounidenses afectados suele permanecer en secreto en estos casos.

El congresista ha confirmado que hablará con Trump para trasladarle personalmente esta información, procedente de "fuentes que pensaron que debíamos saberlo" y que tendría "poco o ningún" valor en términos de Inteligencia. Además, tiene previsto recabar más datos esta semana del FBI, la CIA y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA).

Los demócratas, por su parte, han recriminado a Nunes su intención de informar a la Casa Blanca, ya que existe una investigación pendiente sobre la supuesta connivencia entre el equipo de Trump y las autoridades rusas.

TRUMP LO CELEBRA

Las declaraciones de Nunes añaden una nueva variable a una historia de sospechas y espionajes marcada en las últimas semanas por un polémico tuit de Trump en el que acusó directamente a su predecesor, Barack Obama, de ordenar "pinchazos" en la Torre Trump.

Nunes ha matizado que, por la información de la que dispone, no sabe si los miembros del equipo de transición que pudieron ser vigilados se encontraban en el edificio neoyorquino, si bien Trump se ha apresurado a decir que, "de alguna forma", siente que su versión ha sido avalada por alguien ajeno al Gobierno.

"Aprecio mucho el hecho de que encontraran lo que han encontrado", ha afirmado Trump al término de una reunión en la Casa Blanca.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies