Los responsables de un buque comercial frente a las costas de Somalia niegan que hayan pedido un rescate

Publicado 16/03/2017 7:55:30CET

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

Uno de los responsables del secuestro de un buque comercial que viajaba de Yibuti a Somalia ha negado este miércoles que hayan reclamado un rescate, agregando que pensaban que el buque que abordaron era un pesquero, y no un petrolero.

El jefe del grupo ha dado unas declaraciones a la cadena de televisión británica BBC en la que afirmado que los responsables del secuestro son pescadores, denunciando la existencia de pesca ilegal en la zona.

"Hemos visto casos en los que grandes buques pesqueros cortan nuestras redes de pesca, y algunos abren fuego contra nosotros. Hemos sido pacientes durante mucho tiempo", ha afirmado el hombre, que se ha identificado como Said.

"Últimamente han empezado a destruir nuestros pequeños botes y equipamiento, y el día que decidimos secuestrar este barco fue el día en el que decidimos responder a este tipo de actos", ha recalcado.

Así, ha detallado que su grupo persiguió a un barco que destruyó su equipamiento, pero se cruzó con este otro barco, que finalmente abordaron.

"Una vez dentro, descubrimos que es un buque de carga que transporta petróleo. Lo retenemos porque no tenemos nada que perder, ya que nuestros recursos están siendo esquilmados", ha argumentado.

Said ha afirmado que "no hay diferencia entre un buque de carga, uno de residuos nucleares, o uno de pesca". "Este barco en particular pasaba a ocho millas de la costa, y consideramos que hasta diez millas es una zona de pesca exclusiva", ha dicho.

Además, se ha preguntado "por qué el Derecho Internacional no es respetado con respecto a sus problemas, de un pobre civil que sale a pescar, a ganarse el pan, pero sí lo es cuando alguien responde".

"Esto no es causar un problema para solucionar otro. Esto es una respuesta a un problema grave. Hay un dicho que apunta a que si eres paciente demasiado tiempo, podrías explotar. Eso es lo que está pasando", ha remachado.

Por último, Said ha afirmado que los responsables del secuestro "quieren algo que han estado discutiendo con los dueños del barco", añadiendo que "las conversaciones progresan bien" y descartando que lo que han reclamado sea dinero.

El Gobierno de Somalia ha ordenado un despliegue de tropas en la región costera de Alula para intentar liberar el barco, el primero secuestrado por piratas somalíes desde 2012.

El buque 'Aris 13' pertenece a la empresa panameña Armi Shipping y es gestionado por Aurora Ship Management, en Emiratos Árabes Unidos (EAU).

El buque estaba siendo supervisado por la Organización de Comercio Marítimo de Reino Unido (UKMTO), que coordina las embarcaciones en la zona del golfo de Adén. Hace cinco años, los piratas somalíes llevaron a cabo 237 ataques en las costas de Somalia, según ha afirmado la Oficina Marítima Internacional.

En 2011, Ocean's Beyond Piracy calculó que el gasto en piratería ascendía a los 7.000 millones de dólares (6.577 millones de euros). La cifra de ataques descendió notablemente cuando los barcos comenzaron a evitar la costa somalí y reforzaron las medidas de seguridad.

La intervención de las fuerzas navales regionales han impedido varios secuestros en la zona y han aumentado la seguridad en el área, que supone una ruta estratégica.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies