En riesgo 400 familias indígenas colombianas por enfrentamientos entre el ELN y el Clan del Golfo

Guerrillero del ELN
REUTERS / STRINGER .
Actualizado 04/02/2018 19:45:01 CET

BOGOTÁ, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Organización Indígena de Antioquia y su Consejo de Gobierno Mayor han denunciado este domingo que 400 familias senú de la comunidad indígena de El Pando en Antioquia, Colombia, están en riesgo de desplazamiento debido a los enfrentamientos entre la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el grupo criminal conocido como Clan del Golfo.

"La disputa del control territorial y las economías ilegales en esta zona, dejan en medio del fuego cruzado a la población civil y exponen a un mayor riesgo a los niños que salen del colegio y que quedan en medio del fuego cruzado", han alertado los indígenas, según recoge el diario colombiano 'El Tiempo'.

Además, han denunciado que un grupo de hombres armados han sido avistado en varios lugares exigiendo el cobro de "vacunas" por los bienes que poseen los habitantes de Caucasia, especialmente aquellos que tienen cabezas de ganado.

"Lamentamos como organización defensora de derechos humanos, que las disputas por el control territorial no respeten la vida de campesinos, afros e indígenas, que son ajenos al conflicto y que desde su cotidianidad lo que buscan es sobrevivir en su mayoría de la agricultura", ha añadido el Consejo Mayor.

La OIA advirtió que la presencia armada, el control territorial ilegal y las restricciones de movilidad que buscan imponer los grupos armados generan riesgo humanitario como el desplazamiento forzado, confinamiento, reclutamiento forzado y estigmatización de líderes indígenas.

"Los pueblos indígenas de Antioquia exigimos a todos los actores armados el respeto a la vida, a los territorios y la autonomía de los pueblos ancestrales, estamos cansados de la guerra, no más confinamiento, no más trabajos forzosos, no más amenazas e intimidaciones. Somos pueblos de paz y convivimos en armonía con nuestros hermanos y nuestros territorios", ha añadido el Consejo Mayor.

La gerente indígena del Gobierno para la Gobernación de Antioquia, Llanedt Martínez Ruiz, ha expresado su preocupación y ha denunciado el confinamiento de 109 familias de la comunidad El Pando como consecuencia de los enfrentamientos del pasado 1 de febrero.

La gerente ha pedido a las fuerzas de seguridad apoyo y acompañamiento permanente para que haya seguridad y garantías para la población indígena.