Rohani insta al Gobierno a escuchar las quejas de la ciudadanía tras la última ola de protestas

Hasán Rohani
PRESIDENCIA DE IRÁN
Publicado 06/02/2018 19:14:15CET

BEIRUT, 6 Feb. (Reuters/EP) -

El presidente de Irán, Hasán Rohani, ha reconocido las quejas expresadas por parte de la ciudadanía y ha instado al Gobierno a "tener los oídos completamente abiertos y saber lo que quiere la gente", después de que en diciembre y en enero el país viviese su mayor ola de protestas desde las elecciones de 2009.

"La gente tiene críticas y objeciones en materia económica y está en su derecho, pero no se trata solo de economía. También tienen algo que decir en relación a las cuestiones política y sociales, así como sobre relaciones internacionales", ha dicho Rohani durante una rueda de prensa.

El mandatario ha subrayado que el Gobierno "está intentando resolver los problemas con todo lo que tiene", pero ha instado a las autoridades a tener en cuenta las reivindicaciones ciudadanas, en la concesión más clara de un alto cargo a las movilizaciones que sacaron a las calles de 80 ciudades a miles de iraníes. Al menos 25 personas perdieron la vida en el marco de estas movilizaciones.

El malestar por la subida de los precios y la corrupción sirvió como desencadenante de unas protestas que rápidamente adquirieron un matiz político más amplio. En las manifestaciones se escucharon incluso peticiones de dimisión para el líder supremo de la República Islámica, el ayatolá Alí Jamenei.

El presidente iraní ha apelado a los jóvenes en su comparecencia de este martes, en la que ha defendido su derecho a tomar la palabra sobre el futuro que reclaman para Irán. Asimismo, ha reconocido que el bloqueo de páginas web o la incautación de antenas parabólicas no impedirá el flujo de información.

ACUERDO NUCLEAR

Rohani logró la reelección el año pasado con un programa reformista que se contrapone al de dirigentes más conversadores como Jamenei. Sin embargo, muchos de sus seguidores le reprochas que no haya llevado a la práctica el aperturismo prometido o que algunas de sus principales medidas, como la firma de un acuerdo nuclear con las potencias internacionales, no se haya traducido en una mejora de la situación a pie de calle.

En relación a dicho acuerdo, Rohani ha vuelto dejar claro que no cabe renegociación alguna, a pesar de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha amenazado con la ruptura si no se revisan los compromisos aceptados en 2015 por su predecesor, Barack Obama, y avalados por Naciones Unidas.

"El error de Trump es que cree que el acuerdo nuclear se firmó con el Partido Demócrata", cuando en realidad corresponde al Gobierno de Estados Unidos, "independientemente del partido que esté en el poder", según el mandatario iraní. "El acuerdo es estable y Estados Unidos sigue vinculado a él", ha apostillado.