Rohani insiste en que el acuerdo nuclear es intocable ante un Dastis que ve posible "pensar algo adicional"

El presidente de Irán, Hasán Rohani
TWITTER
Actualizado 21/02/2018 17:53:37 CET

El ministro español pide a Irán que tenga un "papel constructivo" para la estabilidad de la región, incluyendo las crisis humanitarias y los Derechos Humanos

TEHERÁN, 21 (de la enviada especial de EUROPA PRESS, Carolina Jiménez)

El presidente iraní, Hassan Rohani, le ha transmitido este miércoles al ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, que su Gobierno considera intocable el acuerdo sobre su programa nuclear que firmó en 2015 con Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania. "Ellos defienden el acuerdo y no lo van a renegociar y esperan que se mantenga en vigor y que todas las partes lo cumplan", ha resumido Dastis a los periodistas.

El acuerdo, destinado a garantizar los fines pacíficos del programa nuclear iraní, está cuestionado ahora por el presidente estadounidense, Donald Trump, que ha amenazado con retirarse de él si no se renegocia para incluir en él el programa iraní de misiles balísticos y para hacerlo permanente, ya que el actual tiene una duración de 10 años. Todo ello antes del 11 de mayo, cuando Estados Unidos debería renovar la suspensión de las sanciones.

Según estas fuentes, el presidente iraní ha argumentado ante Dastis que para Teherán el acuerdo nuclear supuso una negociación muy dura, incluso en contra de la opinión de su propia población, y que el país está cumpliendo su parte, de manera que todos deberían cumplir la suya. Fuentes diplomáticas confirman que para la UE el régimen de inspecciones de las instalaciones nucleares es suficientemente estricto y que el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) certifica que Irán está cumpliendo.

Con todo, el ministro español sí ha defendido ante su interlocutor que hay que explorar posibilidades para salir del impass actual. A su modo de ver, sería bueno "pensar en el futuro" y ver si se pueden "tomar medidas" que contribuyan a crear confianza para la paz en la región.

Dastis ha admitido que reabrir la negociación del acuerdo es difícil, pero cree que se podría "pensar en algo adicional", porque "hay elementos que no se incluyeron en el acuerdo nuclear que son fuente de preocupación", como la situación regional o el programa de misiles". Sobre este punto, ha dejado claro que "todo el mundo tiene derecho a garnatizar su seguridad pero hay que tener en cuenta que la situación de cada uno no incremente la tensión que no beneficia a nadie".

La UE comparte la preocupación de Trump sobre el futuro del programa nuclear al cabo de los 10 años y entiende que el programa balístico iraní no beneficia a la estabilidad de la región, pero cree que denunciar el acuerdo y retirarse de él no es la solución. Los europeos conceden mucha importancia a que el pacto cuenta con la firma de Irán y es, por tanto, un instrumento de estabilidad.

Rohani también le ha asegurado a Dastis que su Gobierno está dispuesto a colaborar de forma activa en la estabilidad de la región, aunque ha argumentado que hay otros actores --Arabia Saudí-- interesados en generar inestabilidad en Siria y en Yemen.

El español, por su parte, le ha subrayado que Europa cuenta con que Irán asuma un papel de moderar y rebajar la tensión, añadiendo que, para tener credibilidad, debe poner de su parte en dos asuntos importantes: la situación humanitaria en Siria y en Yemen y el respeto de los Derechos Humanos.

En la conversación, no obstante, no ha habido alusiones más concretas a la situación actual de la guerra en Siria -donde el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos está denunciando una masacre en Ghuta Oriental-- ni a las manifestaciones que están teniendo lugar en Irán.

Dastis ha explicado al término de sus reuniones a los periodistas que en las conversaciones no ha surgido expresamente la cuestión de la obligatoriedad del velo islámico --un asunto que ha motivado protestas de mujeres que las difunden en redes sociales--, pero el ministro sí ha "alentado" a sus interlocutores a que "continúen en los esfuerzos de responder a las inquietudes de la ciudadanía iraní".

"Pueden incluirse esas cosas y otras", ha señalado. Según ha dicho, ha pedido, como siempre hace la UE, una moratoria para la pena de muerte y ha "reconocido" el programa del Gobierno para avanzar en que las mujeres puedan viajar sin tutor.

En su primera reunión, con Alí Akhbar Velayati, consejero para Asuntos Exteriores del líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei. Junto a Velayati, que ha sido el primer dirigente en recibir al ministro español, Dastis ha animado a Irán a "desarrollar un papel constructivo para garantizar la estabilidad y la prosperidad de Oriente Próximo".

Su interlocutor ha hecho hincapié en que la solución a los problemas de la región se logrará "exclusivamente no con intervenciones militares sino con política", y que "hay que dejar el destino de los pueblos de esta región a los pueblos de esta región, no a los extranjeros".

IRÁN: EL CASO DE SIRIA DEBEN RESOLVERLO LOS SIRIOS

"Esperamos que el problema de Siria se resuelva lo antes posible a base de diálogo sirio-sirio, de la voluntad del pueblo sirio y del Gobierno legítimo de ese país", ha dicho. El dirigente iraní ha agradecido a España y a la UE que entiendan la sensibilidad de la región y ha avisado de que quienes no lo hacen y optan por interferir en ella acaban perjudicándose a sí mismos.

La respuesta de Dastis ha sido asegurar que comparte su "voluntad de trabajar conjuntamente para garantizar la prosperidad y la estabilidad de la región y en particular la voluntad de hacerlo por medios políticos y sin carreras armamentísticas o soluciones militares".

Posteriormente, con su homólogo, Javad Zarif, Dastis ha firmado un memorando para crear un mecanismo de consultas bilaterales. Después, los dos han asistido a la firma de la puesta en marcha de un proyecto de la empresa española Ibertest, destinado a crear un centro de homologación para que Irán pueda certificar los componentes que adquiera para su sistema ferroviario.

El proyecto, en el que la empresa lleva 10 años trabajando, está valorado en más de 40 millones de euros que la compañía espera financiar a través de entidades españolas, han explicado fuentes de la empresa.

La financiación es precisamente uno de los problemas que se encuentran las compañías que desean desembarcar en Irán porque los bancos temen las sanciones unilaterales de Estados Unidos, una situación que los iraníes han lamentado en sus conversaciones con Dastis. Los responsables iraníes han mostrado su disposición a colaborar con España para allanar el camino a las empresas españolas y el ministro español ha señalado que se están buscando medios de financiación para intentar potenciar las actividades.

Dastis escuchará las preocupaciones de las empresas españolas este jueves por la mañana, en la segunda y última jornada de su visita a Irán. Con el ministro han viajado a Teherán el director de Internacional de la Cámara de Comercio, Alfredo Bonet; el vicepresidente de la CEOE, José Vicente González; y el director de Relaciones Institucionales e Internacionales, Narciso Casado.