RSF critica la decisión del TEL de condenar por desacato a una periodista libanesa

Actualizado 22/09/2015 3:52:51 CET

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

La organización no gubernamental Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha criticado este lunes la decisión del Tribunal Especial para Líbano (TEL) de condenar por desacato a la periodista libanesa Karma Jayat, reclamando su liberación.

El tribunal absolvió a la periodista y a la cadena Al Yadid de los cargos de obstrucción a la justicia que se habían presentado en su contra por revelar detalles de la identidad de los testigos protegidos en la investigación sobre el asesinato del exprimer ministro Rafik Hariri.

Pese a que la cadena fue absuelta de los cargos de desacato, Jayat fue declarada culpable de desafiar la orden del TEL de retirar de Internet la información en cuestión. La sentencia se dictará el 28 de septiembre y podría ser de hasta siete años de cárcel y una multa de mil euros.

"La periodista debería haber sido absuelta", ha dicho Alexandra el Jazen, responsable de RSF para Oriente Próximo y Magreb. "Esta condena es una aberración, ya que lo que se castiga no es la difusión de los reportajes, sino el que no se hayan retirado las informaciones emitidas", ha argumentado.

"Esta reportera ha hecho su trabajo investigando un asunto de importancia nacional con el propósito de informar al público y no de obstaculizar la labor de la corte. RSF pide al TEL que revoque su decisión, ya que la pena a la que se enfrenta la periodista no es proporcional al objetivo perseguido", ha apuntado.

En este sentido, el organismo ha sostenido que "el resultado de este proceso es decisivo para la actividad periodística en el Líbano, ya que determina en qué grado se justifica la restricción del derecho a la información".

La Fiscalía había pedido la condena de Jayat no solo por las consecuencias que sus revelaciones pudieran tener sobre la seguridad de los testigos protegidos, sino también por el perjuicio a la credibilidad del TEL.

El abogado de Jayat ya ha adelantado que recurrirán la condena y ha considerado que este juicio es una venganza contra la periodista y Al Yadid por "intentar ser una fuerza moderada en un ambiente hostil". "Finalmente ha pagado el precio", ha dicho sobre su cliente.

Hariri y otras 21 personas murieron en un atentado con bomba perpetrado en 2005 del que se ha responsabilizado a miembros del partido-milicia Hezbolá. Un total de cinco personas están siendo juzgadas por el suceso, todas ellas en rebeldía.