Ruanda acusa a la brigada de la ONU en la RDC de estudiar una posible colaboración con rebeldes del FDLR

Actualizado 15/07/2013 20:20:17 CET

NUEVA YORK, 15 Jul. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Ruanda ha denunciado que representantes de la nueva brigada de intervención desplegada por la ONU en el este de República Democrática del Congo (RDC) se han reunido con rebeldes de las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR) para estudiar una posible colaboración.

El embajador ruandés ante Naciones Unidas, Eugene-Richard Gasana, ha enviado una carta a la presidencia de turno del Consejo de Seguridad de la ONU, que corresponde este mes a Estados Unidos, para denunciar los contactos entre la brigada internacional y el FDLR, constituido por parte de los combatientes hutus responsables del genocidio de 1994.

"Ruanda tiene información creíble, fiable y detallada de que, durante estos encuentros, se discutieron formas de colaboración táctica y estratégica con el FDLR", ha explicado Gasana.

Para Ruanda, estas relaciones son motivo de "preocupación", toda vez que pondrían de manifiesto vínculos entre la Misión de la ONU para la Estabilización de la República Democrátia del Congo (MONUSCO), de la que forma parte la brigada de intervención, y un grupo que tiene el mandato de combatir.

Las fuerzas de paz de la ONU llevan más de una década en el este de República Democrática del Congo. Los 17.000 efectivos que componen actualmente la MONUSCO, constituida principalmente por tropas sudafricanas y tanzanas, la convierten en la misión de mayor tamaño a nivel mundial.

Gasana también se ha hecho eco en su carta de la supuesta colaboración entre el Ejército congoleño y el FDLR, tal como había denunciado previamente un grupo de expertos de la ONU. Estos contactos se harían con el conocimiento o incluso el beneplácito de la MONUSCO, ha apuntado.

El representante ruandés ha denunciado, además, la "gran cantidad de armas y munición" entregada por el FDLR a mandos de las fuerzas congoleñas. "Mi Gobierno se toma en serio estas cuestiones, dado que constituyen una grave amenaza para la seguridad de mi país y ponen en cuestión la credibilidad de la MONUSCO y de sus operaciones de paz", ha agregado Gasana, que incluso ha sugerido una "agenda oculta".

"ACUSACIONES GRATUITAS"

Por su parte, el Gobierno congoleño ha respondido a través de su portavoz, Lambert Mende, que ha negado las acusaciones porque "no están respaldadas por ninguna prueba". En este sentido, ha criticado a Ruanda por lanzar "acusaciones gratuitas" para "justificar los ataques que perpetran".

Mende ha devuelto las críticas y ha acusado a las autoridades ruandesas de colaborar con el grupo rebelde Movimiento 23 de Marzo (M23), con el que se enfrentó el Ejército de la RDC el domingo en Mutaho. Los combates aún continuaban este lunes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies