Rumsfeld considera a Irán "la principal nación terrorista del mundo"

Actualizado 03/06/2006 7:32:30 CET

SINGAPUR, 3 Jun. (EUROPA PRESS)

El secretario de Defensa norteamericano, Donald Rumsfeld, cuestionó hoy sábado la relación de Irán con la Organización de Cooperación de Shangai (SCO, por sus siglas en inglés), afirmando que aceptar a "la principal nación terrorista del mundo" choca con los objetivos del grupo, controlado por Rusia y China, orientado a acabar con la violencia terrorista y separatista en el continente asiático.

"Creo que es extraño que alguien (el Gobierno de Teherán) quiera entrar en una organización opuesta al terrorismo cuando se es la principal nación terrorista del mundo", afirmó el secretario durante una conferencia de seguridad en Singapur.

Irán, que hasta ahora ha desempeñado un papel de observador en la SCO, que incluye a países como Kazajistán, Kyrgyzstan, Tajikistán and Uzbekistán, ha recibido una invitación para que su presidente, Mahmud Ahmadineyad, asista a la próxima reunión de la organización, que tiene lugar este mes en Shangai.

A pesar de que Irán ha solicitado ser miembro permanente de la organización, con el respaldo de Rusia y China, la mayoría de los representantes de los países miembros coinciden en que la ampliación de la SCO no es un objetivo prioritario.

En relación al papel de Estados Unidos con respecto a la organización, Rumsfeld lamentó la exclusión de su país y afirmó que dicha decisión era un grave error. "Nuestras preferencias personales se orientan hacia aquellas organizaciones en las que estamos (EEUU) incluidos y, por lo tanto, tienen una mayor posibilidad de tratar con los peligros a los que se enfrenta el mundo", apuntó.

Sin embargo, el secretario Rumsfeld alabó la campaña llevada a cabo por el presidente pakistaní, el general Pervez Musharraf, en su lucha contra el terrorismo, pero también señaló que el Gobierno de Islamabad debe concentrar sus esfuerzos en la lucha contra el régimen talibán, cuyos activistas se encuentran localizados en la frontera con Afganistán, su país vecino.

Durante la conferencia, Rumsfeld describió a Musharraf como "un hombre valiente que ha hecho un trabajo excelente en un país difícil y en un entorno difícil.

Rumsfeld, además, se refirió a la labor desempeñada por China y Rusia y a las dudas que presenta el programa nuclear de Corea del Norte. El secretario de Defensa norteamericano reconoció que la cooperación en materia de seguridad entre las naciones del sureste asiático se encuentra en proceso de expansión, pero podría sufrir un retroceso si China, Rusia y Corea del Norte no inician un proceso de aperturismo y reducen su nivel de amenaza.

Dentro de su discurso a los máximos responsables de la región, que tendrá lugar en Singapur, Rumsfeld confirmó que Estados Unidos permanecerá involucrado en el sureste asiático con vistas a mejorar las relaciones entre EEUU y Japón, India, Indonesia, Corea del Sur y Pakistán".

"Cada vez más naciones son más libres que nunca, pero la libertad se encuentra constantemente bajo amenaza, por los planes de los extremistas violentos y los regímenes ilegales", afirmó el secretario de Defensa.

Rumsfeld señaló entre sus preocupaciones las restricciones de libertad impuestas por Rusia sobre sus países vecinos y los problemas en China y Corea del Norte sobre su supuesto arsenal nuclear. "Vigilaremos de cerca el camino de estas naciones", afirmó.

Rumsfeld explicó que el futuro de la región dependerá del camino que tome el Gobierno norcoreano, ya sea oprimiendo a su pueblo o a sus vecinos, o bien siga el ejemplo de Libia, cuyo Gobierno ha renunciado al desarrollo de armas de destrucción masiva y ha acordado cooperar en la lucha contra el terrorismo.