Blair dice que no suavizará sus planes para la reforma de la educación, a pesar de la oposición que reciben

Actualizado 25/01/2006 17:15:23 CET

LONDRES, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro británico, Tony Blair, indicó hoy durante su comparecencia en la Cámara de los Comunes que no suavizará sus planes para reformar la educación, a pesar de las críticas recibidas no sólo desde la oposición sino también desde su propio partido.

Los planes de Blair suponen ofrecer mayor poderes a las escuelas sobre sus finanzas personal y admisiones. El primer ministro indicó que la creación de lo que se conocerá como "escuelas fundaciones" es vital para el éxito económico del país y para que haya justicia social. El primer ministro cree que estos planes son fundamentales para ayudar a los niños de los sectores económicamente más desfavorecidos para que puedan tener un futuro mejor.

Los que se oponen a estos planes temen que se permita a las escuelas seleccionar a los alumnos en base a sus habilidades académicas y también que se cree una jerarquía educacional en la que haya las mejores escuelas en las que acudan los mejores alumnos, mientras que haya otras a las que nadie quiera asistir. Además consideran que quienes se beneficiarán más de estas circunstancias serán las clases medias y que las autoridades educacionales locales perderán sus poderes.

En cambio Blair asegura que los planes beneficiarán a los niños de las clases trabajadoras, que tradicionalmente sufrieron más en el sistema de educación. "La educación y el conocimiento son las únicas raíces de la prosperidad", declaró Blair.

El líder de los Conservadores, David Cameron se refirió durante su intervención parlamentaria a la fusión de los cuerpos de Policía que quiere poner en marcha el Gobierno de Tony Blair de recortar el número de fuerzas policiales de las 43 actuales a 12. Blair prometió escuchar las preocupaciones de los ciudadanos.

La Asociación de Autoridades de la Policía dijo que en lugar de fusión de fuerzas los importante es que trabajen juntas en asuntos como la lucha contra el terrorismo o el crimen organizado. Blair explicó que la dirección de la policía considera que las reformas son fundamentales para mejorar su servicio en todo el país.

AFRICA

El líder de los liberaldemócratas, Menzies Campbell, centró sus preguntas parlamentarias en el terreno internacional, concretamente en la situación que se vive en Sudan y dijo que "Africa es una herida en la conciencia del mundo".

Blair reconoció que "la comunidad internacional ha fracasado en el continente africano" y por ello dijo que hay que "ofrecer ayuda humanitaria urgente y hacer todo lo posible para que las fuerzas de pacificación puedan controlar la situación , para que haya un proceso de dialogo y paz".

El primer ministro dijo que como Gobierno que ha liderado los esfuerzos internacionales en Sudán debe sentirse orgulloso de ello. "Creo que este país debe estar orgulloso de lo que ha hecho ya que se ha triplicado la ayuda a Africa", declaró Blair. "Respecto a condonación de la deuda se ha hecho mucho", aunque reconoció que "todavía queda mucho que hacer en relación a la lucha contra el sida, a la tuberculosis y a la malaria".