Brown levanta la polémica por defender el mantenimiento y refuerzo del sistema disuasorio nuclear británico

Actualizado 22/06/2006 16:11:30 CET

LONDRES, 22 Jun. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Marta Altuna) -

El ministro de Economía, Gordon Brown, ha levantado una gran polémica política en Reino Unido después de declarar anoche que el Gobierno debería mantener y renovar el sistema disuasorio nuclear del Reino Unido, conocido como 'Trident', que debe ser reemplazado en el año 2024 con un coste de 25.000 millones de libras esterlinas.

El que fuera ministro de Defensa conservador Malcolm Rifkind calificó de poco afortunadas las declaraciones del responsable de Economía y acusó a Brown de haber generado divisiones internas en el seno del propio partido laborista. "No es la responsabilidad del ministro de Economía anunciar después de una cena la política nuclear", declaró.

La cuestión sobre el sistema independiente de disuasión nuclear británico siempre ha sido polémica, especialmente en el partido laborista, que se opuso a la decisión de la entonces primera ministra conservadora Margaret Thatcher de adquirir armas para el 'Trident' en 1980.

Brown afirmó anoche en un discurso en la City londinense que Reino Unido tiene "el objetivo nacional" de proteger su seguridad. El ministro dijo que es importante "ser fuerte en la defensa en la lucha contra el terrorismo, mantenerse en la OTAN, apoyar nuestras fuerzas armadas en el interior y fuera del país y mantener nuestro sistema disuasorio nuclear".

"En un mundo inseguro debemos y tendremos siempre la fuerza necesaria para tomar todas las decisiones necesarias a largo plazo que nos ofrezcan estabilidad e independencia", explicó el responsable de Economía.

El parlamentario laborista Ian Gibson, que se opone al 'Trident', declaró que muchos parlamentarios de su partido no han abandonado sus principios de siempre. "¿Cómo vamos a persuadir a otros países para que no tengan armas nucleares cuando nosotros estamos gastando millones de libras esterlinas no desarmándonos sino poniendo al día nuestras armas nucleares?", se preguntó otro parlamentario laborista, Gordon Prenticese.

El secretario general de Unison, el mayor sindicato del Reino Unido, Keith Sonnet, también pidió a Brown que se lo pensara dos veces. Por su parte, el responsable liberaldemócrata de Defensa, Nick Harvey, indicó que "la postura de Gordon Brown sobre el 'Trident' está el tapando el debate nacional que su Gobierno prometió a los británicos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies