Londres lanza un último llamamiento a Pekín para que cancele la ejecución de un reo británico

Actualizado 29/12/2009 4:05:19 CET

LONDRES, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El viceministro de Asuntos Exteriores de Reino Unido, Ivan Lewis, lanzó este lunes un último llamamiento al Gobierno de China para pedir que frene la ejecución del británico Akmal Shaij, condenado en el país asiático por tráfico de drogas y cuya muerte está fijada para hoy martes.

Lewis reiteró lo dicho por la familia de Shaij y explicó que el condenado se encuentra en un estado mental delicado. Shaij, londinense, sería el primer ciudadano de la Unión Europea que sea ejecutado en China en 50 años. Su equipo de defensa y su familia aseguran que sufre un trastorno bipolar y que no sabía lo que estaba haciendo. Además, aseguran que fue engañado por una banda criminal, que metió la heroína en una maleta que no le pertenecía.

"Aunque sea en última instancia, espero que vean que en un mundo moderno no es adecuado imponer la pena de muerte a un hombre con enfermedad mental", indicó Lewis, tras reunirse con el embajador chino en Londres, Fu Ying, según informó el diario 'Daily Telegraph'. El viceministro indicó que había mantenido con el diplomático "un intercambio de puntos de vista completo y sincero".