Al Fayed emprende acciones legales en Francia contra un ex responsable de Scotland Yard por ocultar pruebas

Actualizado 19/03/2007 16:06:18 CET

LONDRES, 19 Mar. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Marta Altuna) -

El dueño de los almacenes Harrods, Mohamed Al Fayed, anunció hoy que emprenderá acciones legales en Francia contra el que fuera responsable de la Policía Metropolitana de Londres, Lord Condon, a quien acusa de ocultar de forma deliberada pruebas de la investigación francesa sobre la muerte de su hijo Dodi y Diana de Gales, ocurrida en Paris en agosto de 1997.

Mohamed Al Fayed cree que deberían de haberse incluido en las pruebas de Lord Condon las declaracioens realizadas por Diana de Gales dos años antes de su muerte en las que aseguraba que había una conspiración para asesinarla. No obstante, Lord Condon aseguró que ha cooperado de forma completa con la investigación realizada en París. Al Fayed ha acusado también a otro miembro de la Policía Metropolitana, Sir David Veness.

En el año 1995, Diana dijo a sus abogados que existía una conspiración para "sacarla de en medio" y dejar el camino abierto para que Camila Parker Bowles pudiera casarse con el principe Carlos. La princesa de Gales escribió una carta indicando que los servicios de seguridad estaban planeando, posiblemente un accidente de tráfico, para tratar de matarla.

Tres semanas después de su muerte, Lord Condon, quien por aquel entonces era comisario de la Policía Metropolitana, conoció la preocupación de la princesa. Su opinion entonces fue que Diana murió en un trágico accidente, pero indicó que revisaría las pruebas si alguna vez su muerte era vista como sospechosa.

Al Fayed argumenta que Condon nunca debería haber dejado de lado información que podría haber sido relevante para la investigación que se llevó a cabo en Francia. La investigación oficial francesa concluyó que los analisis realizados en la sangre del conductor del coche, Henry Paul, demostraron que triplicaba el límite permitido de alcohol. En el accidente, el guardaespaldas de Diana, Trevor Rees-Jones resultó herido de gravedad.

La investigación oficial británica llevada a cabo por la Policía Metropolitana sobre las causas que rodearon la muerte de la princesa Diana de Gales apoya la versión francesa del accidente de tráfico. La investigación indicó que el conductor del Mercedes en el que murieron la princesa y su novio Dodi Al Fayed perdió el control en el puente D'Alma, en París, por conducir en estado ebrio.

INFORME STEVENS

Esta investigación fue dirigida por el responsable policial John Stevens, quien trabajó durante dos años en este caso con 10 detectives, y durante su transcurso más de 300 personas fueron entrevistadas.

La investigación rechazó las teorías conspirativas lanzadas por Mohamed Al Fayed, que asegura que la casa real planeo el accidente. Al Fayed asegura que no sólo sospecha del príncipe Carlos, sino también de su padre, el Duque de Edimburgo.

La investigación de la Policía Metropolitana concluyó asimismo que la princesa no estaba embarazada cuando perdió la vida y que no hay ningún indicio de que tuviera intención de casarse con su entonces novio, Dodi Al Fayed. No obstante, todas estas conclusiones no convencieron a Mohammed Al Fayed, que sigue pensando que su hijo y la princesa de Gales fueron asesinados.

Para el dueño de los almacenes Harrods este informe no fue más que otra manipulación de los servicios de inteligencia británicos para esconder la verdad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies