Heathrow supervisa el control de huellas de la T5 para garantizar que respeta la Ley de Protección de Datos

Actualizado 23/03/2008 17:54:11 CET

LONDRES, 23 Mar. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Eva Martínez Millán) -

El aeropuerto de Heathrow ha abierto un proceso para supervisar el sistema de control de huellas dactilares de la nueva terminal 5 para comprobar que respeta la Ley de Protección de Datos, después de que la Information Commissioner's Office advirtió a BAA del riesgo de incumplir con la normativa.

No obstante, el operador aeroportuario, del grupo español Ferrovial, aclaró que la investigación no retrasará la apertura de las nuevas instalaciones prevista para el próximo jueves, tras la inauguración oficial del pasado 14 de marzo presidida por la Reina Isabel II, según informa la cadena británica BBC.

Así, actualmente el organismo de control de protección de datos evalúa el mecanismo que registrará en la puerta de la terminal las huellas de todo viajero para garantizar que la persona que factura es la misma que posteriormente embarca en el avión. Con todo, BAA aclaró que el sistema codifica los datos de forma inmediata y los elimina en un plazo de 24 horas, según estipula la ley, y no incluye detalles personales ni cruza información con ninguna otra base.

El control dactilar se encuadra en las medidas de refuerzo de la seguridad en los aeropuertos y aspira a imposibilitar a los terroristas que lleguen a Heathrow como pasajeros en tránsito cambiar su tarjeta de embarque en el área de salida para acceder a un vuelo doméstico y entrar en el Reino Unido sin pasar por los controles de inmigración.

En este sentido, la terminal permite a los viajeros internos mezclarse con los de los desplazamientos internacionales, una circunstancia que, según BAA, llevó a la propia Agencia de Fronteras e Inmigración a reclamar un sistema de control "fiable" que, finalmente, culminó en la apuesta por las huellas dactilares como uno de los métodos más sólidos tanto por el operador, como por British International Airports (BIA) y los departamentos del Gobierno británico consultados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies