Nick Clegg pide perdón públicamente por incumplir una promesa electoral

 

Nick Clegg pide perdón públicamente por incumplir una promesa electoral

Actualizado 20/09/2012 0:18:49 CET

LONDRES, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El viceprimer ministro británico y líder del Partido Liberal Demócrata, Nick Clegg, ha pedido perdón públicamente por participar, como socio del Gobierno, en la subida de tasas universitarias que él mismo criticó durante la campaña para las elecciones generales de 2010.

El Ejecutivo de coalición entre conservadores y liberaldemóctatas elevó en 2010 a casi el triple las tasas que tienen que pagar los estudiantes, expuestos a precios de hasta 9.000 libras (unos 11.100 euros).

La medida generó una ola de protestas en Inglaterra y Gales y marcó un punto de inflexión en la popularidad de la formación que preside Clegg. El partido, que celebrará la próxima semana una cumbre, ha visto como cae en intención de voto hasta el entorno del 10 por ciento, ampliamente por debajo del 23 por ciento de popularidad que registró en 2010.

"No hay forma fácil de decirlo: hicimos una promesa y no nos ceñimos a ella, por lo que pido perdón", ha declarado el líder liberaldemócrata en un vídeo hecho público este miércoles. "Cuando uno comete un error, debe disculparse", ha dicho Clegg, que ha llamado a "aprender de los errores" para que no vuelvan a repetirse incumplimientos como éste.

En este sentido, Clegg ha subrayado que su partido "nunca" volverá a hacer una promesa si no tiene "absolutamente claro" que la va a poder mantener.

El discurso contrasta con una entrevista realizada en 2010 para la radiotelevisión pública británica BBC y en la que Clegg se negó a pedir perdón. Entonces, alegó que "gobernar implicar elegir cuando no hay mucho dinero".

La disculpa que ahora pronuncia, sin embargo, también implica matices, ya que ha pedido perdón por las incongruencias con el programa electoral pero no por la medida en sí, puesto que sigue considerando que el actual es un sistema de pagos más justo que el que regía anteriormente las matrículas universitarias.

El aumento del precio de las tasas marcó también una profunda divisón en el seno del Partido Liberal Demócrata, ya que 21 de los diputados votaron en contra de la propuesta y 27, entre ellos Clegg, se posicionaron a favor.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies