R.Unido-El Príncipe Guillermo hace una aparición inesperada para saludar a los que esperan la boda en torno a Buckingham

Actualizado 29/04/2011 0:52:30 CET

LONDRES, 28 Abr. (Especial para EUROPA PRESS, Eva Martínez Millán) -

El Príncipe Guillermo de Inglaterra protagonizó a primera hora de esta noche un improvisado paseo para saludar a algunos miles de espectadores congregados a en las proximidades del Palacio de Buckingham, donde mañana llegará convertido en hombre casado, tras contraer matrimonio en la Abadía de Westminster con su prometida, Kate Middleton.

Para sorpresa de los presentes que han ocupado sus posiciones a lo largo de la jornada en The Mall, el corredor que desemboca en el complejo palaciego, el novio apareció poco antes de las 21.00 horas (una hora más en horario peninsular español) para saludar a quienes, a pesar de las bajas temperaturas previstas esta noche en Londres, están dispuestos a pasar la noche para asegurarse la mejor tribuna ante el paso del cortejo real tras la ceremonia religiosa.

Acompañado de su hermano y padrino de boda, el Príncipe Enrique, Guillermo de Inglaterra se mostró relajado, ataviado con ropa informal, e intentó estrechar tantas manos como pudo en el breve paseo que protagonizó desde el lugar donde reside durante sus estancias en la capital, la Clarence House, residencia oficial de su padre, el Príncipe de Gales.

El Príncipe y su hermano se mostraron receptivos ante las numerosas demandas de los congregados, que no dejaron de tomar fotografías de la que probablemente sea la última ocasión que puedan ver a los hijos del heredero a la Corona antes de que éstos abanonen mañana la Clarence House para dirigirse a la abadía en la que el primogénito contraerá matrimonio.

RELAJADOS Y "PREPARADOS"

Al respecto, el novio bromeó en respuesta a las preguntas de los presentes, al asegurar: "Todo lo que tengo que hacer es leer bien las líneas". Ya anteriormente, la esposa de su padre se había acercado a saludar a los presentes, a quienes trasladó que la pareja está "totalmente preparada" para el enlace y que la Familia Real en su conjunto estaba "emocionada" con el evento.

La propia Duquesa de Cornualles estará presente en la cena de carácter privado que esta noche el Príncipe Guillermo mantendrá en la Clarence House junto a su padre y a su hermano. No obstante, tanto Carlos de Inglaterra como su esposa Camila asistieron primero a la recepción de gala ofrecida por la Reina Isabel II en honor de las monarquías invitadas a la ceremonia de mañana.

Por su parte, la novia fue vista por última vez a última hora de la tarde, cuando llegó al hotel Goring en el que se aloja junto al resto de su familia. Acompañada de su madre y de su hermana y dama de honor, Kate Middleton se mostró relajada y saludó desde la distancia a los curiosos que se trasladaron hasta el complejo, situado en el exclusivo barrio londinense de Belgravia.

Desde allí partirá mañana del brazo de su padre a las 10.51 horas (una hora más en horario peninsular), cuando se revelará uno de los secretos mejor guardados, el traje que vestirá para pasar a formar parte oficial de la Casa Windsor.