El príncipe Harry es condecorado junto a sus compañeros de filas en Afganistán por su actuación en la campaña

Actualizado 05/05/2008 18:06:38 CET

Superó el período mínimo de cuatro semanas pese a regresar repentinamente cuando se difundió su presencia entre las tropas

LONDRES, 5 May. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Eva Martínez Millán) -

El príncipe Harry recibió hoy junto a los compañeros con los que prestó servicio en Afganistán la condecoración que reconoce su labor en la campaña desarrollada por las fuerzas británicas en el país centroasiático, durante una ceremonia a la que asistió su padre, el príncipe de Gales, y su hermano, el príncipe Guillermo.

La encargada de entregar las medallas a los 170 miembros de la Caballería Real fue la princesa Ana, en calidad de coronel de los Blues and Royals, la división más antigua de la caballería británica y a la que pertenece su sobrino, con quien departió durante algo menos de un minuto en una imagen captada por las cámaras en la que se les podía ver con una sonrisa que la hija de la reina no abandonó una vez concluida la conversación.

El joven, de 23 años, conocido en Gran Bretaña como 'Teniente Gales', preveía figurar cuatro meses como integrante de una de las divisiones que forman el operativo militar iniciado en 2001, pero finalmente se vio obligado a interrumplir su periplo a las diez semanas después de que un diario australiano revelase su presencia entre las tropas a finales de febrero.

En este sentido, la notoriedad del príncipe ya había generado en el pasado vetos para su carrera militar por motivos de seguridad, como le ocurrió con sus aspiraciones finalmente truncadas de trabajar junto a las tropas de su país en Irak, después de que el encargado de la división a la que iría destinado descartase su presencia una vez ésta fue publicitada por el daño que podría ocasionar al contingente del que formase parte.

OPERACIÓN EN AFGANISTÁN

En el caso de Afganistán, la operación inicialmente se desarrolló en secreto una vez Harry fue trasladado a la provincia de Helmand en diciembre, donde trabajó en Garmsir, al sureste de la provincia, y en Musa Qaleh. Así, pese a su repentino regreso, pudo recibir hoy la medalla junto a sus compañeros al haber superado el período mínimo de cuatro semanas.

Además, se trata del segundo distintivo que podrá portar en su uniforme militar, puesto que en 2002 recibió la enseña de oro del aniversario de su abuela con motivo de sus cincuenta años de reinado. En este sentido, el joven es el primer miembro de la Familia Real británica que toma parte activa en un escenario de guerra desde que su tío el príncipe Andrés se encargase del pilotaje de helicópteros en la Guerra de las Malvinas hace 26 años.

Después de la ceremonia, oficiada en la propia sede del regimiento en los barracones de Combermere, a kilómetro y medio del castillo de Windsor, los soldados participaron en un oficio religioso en recuerdo de los compañeros fallecidos mientras participaban en el dispositivo que estuvo seis meses trabajando en la provincia del Helmand, al sur del país.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies