Rusia acusa a Israel del ataque con misiles contra el aeródromo de Homs

El ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu
MINISTERIO DE DEFENSA DE RUSIA - Archivo
Publicado 09/04/2018 9:28:48CET

MOSCÚ, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Defensa de Rusia ha asegurado este lunes que el ataque con misiles contra un aeródromo militar situado en el centro de Siria, en la provincia de Homs, ha sido llevado a cabo por cazabombarderos de la Fuerza Aérea de Siria que han disparado sus proyectiles sobrevolando Líbano sin llegar a entrar en espacio aéreo sirio, según informa la agencia de noticias rusa Sputnik.

"Dos F-15 de la Fuerza Aérea de Israel atacaron el aeródromo T-4 entre las 00.25 y las 00.53 GMT del 9 de abril con ocho misiles lanzados desde Líbano, sin incursión en el espacio aéreo de Siria", ha asegurado el departamento gubernamental ruso que dirige el general Sergei Shoigu.

En su escrito, el Ministerio de Defensa ruso ha asegurado que tres misiles "alcanzaron la parte occidental del aeródromo" y los cinco restantes fueron destruidos por la defensa antiaérea siria. Además, ha asegurado que ninguno de los "asesores" rusos emplazados en Siria se ha visto afectado por el ataque.

Por su parte, el Ministerio de Defensa de Francia ha negado que esté detrás del ataque contra el aeródromo militar de Homs y ha asegurado que sus fuerzas no han lanzado ningún ataque en las últimas horas. "No hemos sido nosotros", ha dicho un responsable del Ministerio de Defensa galo consultado por Reuters.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha señalado que el ataque ha acabado con la vida de al menos catorce personas, incluidos varios milicianos extranjeros que combaten junto a las fuerzas del régimen sirio. Un responsable del Ejército sirio ha contado al diario Al Masdar que el ataque ha provocado numerosas bajas entre muertos y heridos, sin concretar la cifra.

La base aérea T4 es la misma que fue atacada después de que un dron iraní se adentrara en el espacio aéreo de Israel en febrero. Según Israel, esta base aérea estaría operada por la Fuerza Quds, un destacamento de élite de la Guardia Revolucionaria iraní y serviría para trasladar armas a grupos armados como el partido milicia chií libanés Hezbolá, que respalda al régimen que preside Bashar al Assad.