Rusia acusa a la ONU de dar órdenes secretas para frenar la reconstrucción de Siria

Sergei Lavrov
REUTERS / GRIGORY DUKOR - Archivo
Publicado 20/08/2018 18:50:13CET

MADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha afirmado este lunes que Naciones Unidas ha dado órdenes secretas a sus agencias que las prohíben participar en cualquier plan de reconstrucción para Siria, que parece entrar en la recta final de una guerra civil de siete años.

"En octubre del año pasado, el Departamento de Asuntos Políticos de la Secretaría de la ONU emitió y divulgó para todo el sistema de Naciones Unidas una directiva secreta que prohíbe a sus organismos participar en proyectos de reconstrucción en Siria", ha dicho en una rueda de prensa junto a su homólogo libanés, según informa Sputnik.

Lavrov ha revelado que ha pedido explicaciones al secretario general de la ONU, António Guterres. "Le pregunté por qué estos temas tienen que ser objeto de directivas secretas, por qué no se ha informado de esto al Consejo de Seguridad (...) y por qué se toman decisiones sin un análisis transparente y objetivo", ha reprochado.

Guterres, ha indicado, le ha prometido aclarar el origen de dichas órdenes secretas del Departamento de Asuntos Políticos que hasta el pasado mes de marzo estaba dirigido por el estadounidense Jeffrey Feltman, que ha sido sustituido por su compatriota Rosemary DiCarlo.

El jefe de la diplomacia rusa ha achacado este supuesto comportamiento de Naciones Unidas al "inaceptable intento de un grupo de países de manipular con fines geopolíticos organismos internacionales cuyos funcionarios deberían ser imparciales e independientes".

A este respecto, ha criticado la decisión de Estados Unidos de negarse a financiar la reconstrucción siria por considerar que es un debate "prematuro". Lavrov ha subrayado que se trata de "un obstáculo" para el retorno a sus hogares de los más de cinco millones de refugiados y seis millones de desplazados internos.

"El proceso (de retorno) ya ha empezado y es contraproducente hacer exigencias artificiales que lo obstaculizan", ha considerado. Rusia, así como Líbano o Jordania --dos de los países que más refugiados sirios acogen--, sostienen que ya es posible el retorno seguro, algo que la ONU y las ONG niegan porque la violencia continúa.

El régimen de Bashar al Assad y sus aliados, entre los que se cuenta Rusia, auguran que la guerra civil en Siria llegará pronto a su fin, dado que la ofensiva sobre el último bastión de la oposición, la provincia de Idlib, ya ha comenzado. No obstante, se espera que ofrezca más resistencia que otros feudos rebeldes como Alepo o Ghuta Oriental.