Rusia acusa a los rebeldes de matar a cuatro civiles en Ghuta que protestaban ante la imposibilidad de salir

Un soldado sirio apostado fuera de Ghuta Oriental
REUTERS / OMAR SANADIKI
Publicado 01/03/2018 13:23:41CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

Rusia ha acusado este jueves a los rebeldes sirios que controlan el enclave de Ghuta Oriental de haber matado a cuatro civiles durante una protestas de residentes que reclamaban poder abandonar la zona en el marco de la tregua humanitaria declarada por Moscú y apoyada por Damasco.

Según ha contado el portavoz militar ruso del Centro para la Reconciliación, Vladimir Zolotujin, los rebeldes mataron a cuatro civiles en Duma durante una protesta de unos 300 residentes ante la imposibilidad de abandonar el enclave. "Según la información actualizada, cuatro personas murieron en esta espontánea protesta", ha señalado, precisando que a continuación, los "desesperados residentes" mataron a tres milicianos.

Por otra parte, el portavoz ruso ha informado de que el Ejército sirio ha repelido este jueves tres ataques de los rebeldes durante la pausa humanitaria.

"Pese a que la situación en Ghuta Oriental sigue siendo tensa, hoy a las 9 de la mañana entró en vigor la tercera pausa humanitaria, durante la cual, entre las 10.10 y las 10.30, los combatientes de los grupos armados intentaron atacar en tres ocasiones el corredor humanitario", ha precisado, asegurando que "todos los ataques fueron repelidos".

Así las cosas, ha denunciado que "el fracaso de la operación humanitaria se debe a los grupos armados ilegales, que continúan violando el alto el fuego y no dejan a la población civil abandonar la zona de peligro".

Según el militar ruso, los rebeldes están usando a los civiles como escudos humanos para "atacar impunemente al Ejército sirio y los barrios residenciales de Damasco".

Por otra parte, Zolotujin ha denunciado que los rebeldes han limitado la venta de alimentos y medicinas a la población a propósito. "Se ven casos en los que los habitantes piden sin éxito a los rebeldes que les dejen salir de Ghuta Oriental para buscar dinero, los grupos armados ilegales les requisan los vehículos y los utilizan para sus fines", ha asegurado.

Además, ha añadido, según informa la agencia Sputnik, "prohíben el uso de radios, televisores y móviles" y han repartido octavillas en las que ordenan a la población local permanecer en sus casas si no quieren que se les aplique la pena de muerte.