Rusia acusa a Ucrania de romper el acuerdo de alto el fuego con la aplicación de la nueva ley de soberanía

El presidente Poroshenko visita a las tropas en el este de Ucrania
POOL NEW/REUTERS
Publicado 24/02/2018 9:48:59CET

MOSCÚ, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno ruso ha acusado al presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, de acabar "de un plumazo" con los acuerdos de alto el fuego para el este de Ucrania firmados en Minsk (la capital de Bielorrusia) con la entrada en vigor este sábado de una ley que otorga al Gobierno ucraniano la posibilidad de organizar una incursión armada en las regiones separatistas.

La llamada ley de reintegración de la región de Donbás, aprobada en enero por la Rada Suprema (el Parlamento ucraniano) y firmada el martes por el presidente Poroshenko, cataloga las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk como " territorio ocupado" y otorga al mandatario ucraniano el derecho de enviar a las Fuerzas Armadas a la región en tiempo de paz para asegurar la soberanía.

"Al firmar dicha ley, Poroshenko ha dado al traste con los acuerdos de paz desatando las manos al 'partido de la guerra', ha denunciado el Ministerio de Exteriores ruso.

"Ya no se trata de establecer un diálogo directo con las repúblicas autoproclamadas, ni de reducir el antagonismo, ni de buscar las vías para una solución política. Por el contrario, el documento sienta las condiciones para una reconquista militar de las áreas de las regiones de Donetsk y Lugansk no controladas por Kiev y legaliza el empleo del ejército ucraniano contra civiles", ha añadido el Ministerio en un comunicado recogido por la agencia oficial de noticias rusa, RIA Novosti.

La nota de Exteriores resalta "lo emblemático" de la fecha de la entrada en vigor de la ley, que coincide con "otro aniversario del golpe de Estado que los nacionalistas ucranianos dieron en febrero de 2014", en relación a los incidentes registrados en la capital ucraniana, detonante de la situación actual.

Para el Ministerio de Exteriores ruso, "la conclusión es obvia: el actual régimen en Kiev, que subió al poder como resultado de un golpe armado, no acepta otros métodos sino la violencia".